sábado, 28 de abril de 2012

#Cuba #blogazoxcuba Jóvenes actores fugados comparecen en televisión de Miami

Por Wilfredo Cancio Isla

Los dos jóvenes actores cubanos que hicieron historia con una película triunfadora un prestigioso festival de Nueva York y una sorpresiva fuga al llegar a Miami, planearon la decisión en Cuba con una motivación adicional: su relación amorosa.

“Desde Cuba estábamos planeando en silencio quedarnos aquí, porque ese era nuestro sueño de vivir mejor y poder ayudar a nuestras familias”, dijo Javier Núñez Florián en sus primeras declaraciones en Estados Unidos. “Cuba es un país sin futuro y para los jóvenes es muy difícil todo, desde divertirse hasta encontrar un trabajo”.

Núñez y Anailín de la Rúa de la Torre, ambos de 20 años, comparecieron el viernes en el programa A Mano Limpia de AmericaTeVe-Canal 41, conducido por el periodista Oscar Haza. La presentación de los actores se produjo tras 10 días de incertidumbre sobre su paradero, mientras Una Noche, el filme que los unió y los trajo a Estados Unidos triunfaba en el Festival de Cine Tribeca de Nueva York.

Solicitud de asilo en marcha

Este viernes, ambos iniciaron sus trámites de asilo político en Estados Unidos bajo la asesoría del conocido abogado cubanoamericano Willy Allen. La solicitud será oficialmente presentada ante las autoridades de inmigración la semana próxima.

Los jóvenes, que se esfumaron tras su llegada al aeropuerto de Miami el pasado 18 de abril, tienen una relación sentimental desde hace más de tres años, cuando se encontraban rodando la película en Cuba.

“En la película somos hermanos, pero en la vida somos pareja”, relató De la Rúa. “Una de las dificultades que tuvimos cuando empezamos nuestra relación [durante los rodajes] es que Lucy [Mulloy, la directora] no estaba muy de acuerdo en que nos juntáramos, porque decía que no iba a ser igual la manera en que yo lo iba a mirar o tratar cuando actuábamos, pero todo salió bien… en la película y el amor”.

El largometraje de 89 minutos, ópera prima de la realizadora británica Lucy Mulloy, narra la aventura de tres adolescentes cubanos que buscan escapar en una balsa a Estados Unidos en busca de un futuro para sus vidas. Los protagonistas, De la Rúa, Núñez, y Dariel Arrechada, fueron escogidos en un casting entre jóvenes habaneros en el 2007.

“Nos escogieron a los 15 años, hicimos la película a los 17 y ahora, cinco años después estamos viendo el triunfo de la película aquí”, contó De la Rúa.

Triunfadora absoluta en Tribeca

El jueves, Una Noche resultó la gran ganadora del XI Festival de Cine Tribeca, con galardones como mejor fotografía y mejor dirección. También Núnez se alzó con el premio de actuación, compartido con su compatriota y compañero de elenco, Arrechada, quien asistió a la gala de premiación en compañía de Mulloy. El monto de la distinción es de $2,500 dólares.

“No esperaba ese premio y me ha emocionado mucho”, manifestó Núñez a CaféFuerte. Me hubiera gustado estar ahí, pero no pudo ser, porque las cosas no siempre como uno las quiere”.

Núñez le envió un emocionado mensaje a Arrechada, con quien no ha hablado desde que ambos se separaron en el aeropuerto de Miami.

“Lo extraño mucho y lo voy a llamar por teléfono… Nosotros somos más que amigos, no nos conocíamos antes, pero la película nos hizo como familia, que nos perdone lo que hicimos, pero esa es la vida. Pero sé que vamos a estar juntos de nuevo”, expresó el actor.

De la Rúa no pudo ocultar las lágrimas. “Es una pena haberlo dejado solo, porque cuando fuimos al Festival de Berlín [el pasado febrero] estuvimos juntos los tres enfrentando las preguntas de la película, pero le pido disculpas, lo queremos mucho”.

La pareja ha pasado estos días en Sarasota, con los tíos de De la Rúa.

“Hemos estado metidos en la casa, no queríamos salir, estábamos muy asustados porque llegas aquí y no sabes qué va a pasar”, comentó la muchacha.

La vida que quedó atrás

De la Rúa creció en el barrio habanero de Pogolotti, en Marianao. Practicó taekwondo y se ganaba la vida vendiendo artesanías en una feria callejera. Atrás quedaron sus padres y dos hermanas, la menor de 13 años.

“Desde aquí los voy a ayudar y a darle a mi familia lo que allá no pueden tener”, comentó. “Espero poder trabajar y en dos años tener el dinero para que mi hermana pueda tener una fiesta de 15 como ella quiere… Somos una familia muy humilde y el dinero allí no alcanzaría ni para las fotos”.

Núñez estudiaba Gastronomía en La Habana. Es de la barriada de El Cerro, no tiene familia en Estados Unidos y dejó en Cuba a su madre, Isis Florián.

“Mamá, te amo, nunca te voy a olvidar y pronto nos vamos a ver”, dijo el joven, quien confesó que uno de sus propósitos en Estados Unidos es luchar por reunificarse con su madre.

La pareja confiesa que quisiera continuar cultivando la actuación, pero son conscientes de que se trata de un camino difícil y están dispuestos a labrarse el porvenir en cualquier otra labor u oficio.

“El premio me motiva a seguir adelante en la actuación, pero haré lo que venga, somos gente trabajadora y esto es lo que hemos escogido para mejorar nuestras vidas”, afirmó Núñez.

De la Rúa dice sentirse parte de una juventud cubana que no halla salida a sus aspiraciones en Cuba y busca escapar a cualquier precio: “Doy gracias a Dios de haber podido viajar a este país en un avión y no en una balsa, como los muchachos que interpretamos en la película”
Notas relacionadas:

Actor cubanos gana premio de $2,500 en Festival Tribeca
Jóvenes actores pedirán asilo en EEUU

0 comentarios:

Publicar un comentario