miércoles, 16 de mayo de 2012

Día de las Madres, en los calabozos de la tiranía castrista


Día de las Madres, en los calabozos de la tiranía castrista

En el segundo domingo de mayo, celebrado como el día de las Madres, un numeroso grupo de mujeres integrantes de Las Damas de Blanco, permanecía en los calabozos de la tiranía raulista, en una cantidad que superaba las veintisiete mujeres. Entre ellas, Sara Martha Fonseca, Odalis Sanabria, Magali Norvi Otero Suárez, Ivonne Mayeza, Aimé Cabrales y un largo etc.

Muchas de las detenidas lo fueron, desde el sábado 12 de mayo de 2012, cuando se dirigían al “Te Literario”, a celebrarse ese día, en la sede de Las Damas de Blanco “Laura Pollán Toledo”, situado en Neptuno # 963, entre Aramburu y Hospital, en el barrio de Cayo Hueso, del municipio Centro Habana.

La actividad se efectuaría, en el que fuera domicilio de Laura Pollán Toledo, la inolvidable líder de la institución humanista, fallecida en dudosas circunstancias, el 14 de octubre de 2011.  Las Damas de Blanco, es una institución, que  lucha por la libertad de los “Presos Políticos”, sepultados en las ergástulas de la tiranía castrista y por el respeto de los derechos humanos, de todos los cubanos.

El “Te Literario” se utilizaría como ocasión, para agasajar a las valerosas madres cubanas. Pero la respuestas de los tiranos, no se hizo esperar. La Seguridad del Estado montó su poderoso operativo, como símbolo de la intolerancia, la represión y la villanía, sumando a esto, el del ultraje de la gloriosa enseña nacional, utilizando la bandera cubana, como trapo de cocina y como toldo para guarecer del sol y de la lluvia a su ejército de gritones a sueldo, extendiéndola como techo, de acera a acera.

Allí había cientos de personas, en la tarde del sábado, frente a la puerta de la casa. Pude acercarme al tumulto, hasta que fui detectado y detenido. No pude tomar ninguna foto, porque portar una cámara fotográfica para los Oficiales de la Seguridad del Estado, es como portar un arma de fuego, cuando te ven te la arrebatan.

De todas formas, la actividad se pudo efectuar, porque alrededor de cuarenta y dos mujeres pudieron entrar a la casa, utilizando tácticas y técnicas, solo conocidas por Las Damas de Blanco y se dio el “Te Literario” y fueron homenajeadas las valerosas Madres cubanas, también las que permanecieron en las prisiones y los calabozos.

El domingo 13 de mayo, salieron treinta y ocho Damas de Blanco, desde la sede de Neptuno 963 y marcharon hasta la parada del P1, situada en la calle Infanta y San Miguel. Allí tomaron el ómnibus hasta la parroquia de Santa Rita de Casia, en la 5ta avenida y la calle 26 de Miramar.

En la misa de la Iglesia y en la marcha por la 5ta avenida de Miramar, participaron sesenta y ocho mujeres, faltaron solo las que estaban internadas en los calabozos de las Estaciones de Policía, de lo contrario la marcha por la avenida de Miramar, hubiera superado  el número, de noventa mujeres, todo un record. La misa y la marcha fueron dedicadas a la inolvidable Laura Pollán Toledo, como madre y como mujer.

Las damas apresadas el sábado y en la mañana del domingo, fueron liberadas, después del medio día y llevadas directamente hasta sus casas, para asegurarse de que no tuvieran tiempo para reincorporarse, a la marcha con las demás Damas de Blanco.

Raúl Castro ha querido aparentar, que realiza cambios, pero de igual manera, continúa con la represión, incluso contra las pacíficas mujeres cubanas, encarcelándolas en el día de las Madres. Tal vez en estos años, algo menos represivos que en los años sesentas y setentas, donde existían decenas de “Presas Políticas”, hoy pueden ser muchas menos, pero recordemos que en estos momentos, se encuentran encarceladas, Sonia Garro Alfonso y Niurka Luque.

Quiere decir que Raúl solo ha variado el número de “Presas políticas”, la esencia sigue siendo la misma, aunque la tiranía haya cambiado, de las manos de un hermano a la del otro.

Héctor julio Cedeño Negrín
Periodista Independiente de Cuba. 
Ciudad de la Habana, 13 de Mayo de 2012.

0 comentarios:

Publicar un comentario