martes, 29 de mayo de 2012

Runrunes de corrupcion en la #Habana y #cuba


Run runes.

Desde hace algunos meses, se han regado como pólvora por toda la ciudad, rumores sobre desfalcos, robos, desvíos de recursos, prácticas de nepotismo, etcétera.
La Habana Vieja es la que más comentarios ha generado por estos días. El Director de Puerto Carenas, la gran empresa constructora que se ocupa de la restauración de todos los inmuebles del centro histórico y algunos que otros edificios y monumentos fuera de éste, en estos momentos está siendo investigado, según se comenta, por delitos contra la economía del Estado.
Por otra parte, en la cervecería La Muralla, su recién estrenado administrador está detenido bajo investigación, después de habérsele confiscado un campo sembrado de mariguana, en la provincia de Pinar del Río. Esto hizo que las pesquisas se extendieran hasta el negocio que hasta ese momento administraba, sito en Muralla y San Ignacio, donde le fueron descubierto otros delitos en los que se vieron implicados algunos trabajadores, que también están siendo sometidos a investigación. Unos están detenidos y otros en sus casas, en compás de espera(plan pijama).
También el Planetarium, en la propia Plaza Vieja, ha sido intervenido, debido a denuncias de que en el mismo se ofrecían funciones fuera de horario y del control de la administración, cuyos dividendos iban a parar directamente a los bolsillos de los implicados. También existen fuertes rumores de prácticas de nepotismo, por parte de la dirección de Habaguanex. Esto, sin contar los rumores existentes en cuanto a la venta de plazas de trabajo en estas entidades, que oscilan entre los mil y mil quinientos CUC, en dependencia de qué tipo se trate.
Estos rumores dan mucho que pensar. ¿Será que realmente es así como se comenta? Y de ser así, ¿cómo es posible que esto no haya llegado a los oídos de los principales dirigentes de estas empresas, cuando es ya del dominio público?
Pero, lamentablemente, este no es el único lugar donde se producen este tipo de hechos delictivos. Recientemente proyectaron por la televisión nacional imágenes, donde se mostraban los bienes adquiridos ilícitamente por el administrador de la fábrica de compotas de la provincia de Matanzas, el cual fue destituido ante las pruebas de enriquecimiento ilícito y desvío de recursos. También el presidente de la Sociedad Yoruba de La Habana cayó en desgracia, como se dice aquí, por utilizar las influencias inherentes a su cargo, para conseguir viajes y visados por el precio de tres mil CUC, para aquellos privilegiados que pudieran pagarlo.
Por lo visto, el delito y la corrupción se están extendiendo como una pandemia. Realmente todo es muy lamentable, más aún cuando llevamos más de cincuenta años oyendo hablar del hombre nuevo, del honor revolucionario, de la honradez de nuestros militantes Señores, aquí en mi planeta, para ocupar un cargo de director o administrador de una entidad, al menos hay que ser militante del partido y, en algunos casos, miembro de la seguridad del Estado.
Estos son los efectos, los que regularmente se atacan, pero ¿y las causas? ¿Cuáles son realmente éstas?
Un Estado totalitario, que monopoliza la administración de todos los grandes negocios, que paga salarios de miseria, que mantiene la doble moneda: una con la que te pagan el trabajo y la jubilación y otra, que tienes tú que conseguir como puedas, y con la que se adquieren a muy altos precios, todos los artículos de primera necesidad, ¿creen ustedes sinceramente que pueda darse el lujo de tener cubriendo esos grandes puestos de dirección a hombres honestos e incorruptos? ¿Quién les enseñó a robar?
Todo lo aquí expuesto son confidencias y rumores que me han llegado, y que se han ido filtrando a cuenta gota. No tengo toda la información, eso aquí es casi imposible, pero recuerdo un viejo refrán que reza: Cuando el río suena es porque piedras trae.

0 comentarios:

Publicar un comentario