lunes, 28 de mayo de 2012

Tensa cita de las Damas de Blanco con Iglesia cubana

Tensa cita de las Damas de Blanco con Iglesia cubana

 

JTAMAYO@ELNUEVOHERALD.COM

Un dignatario de la Iglesia Católica en La Habana dijo a las Damas de Blanco que ellas ya no son un grupo humanitario, y que es poco probable que el gobierno les permita viajar al Vaticano incluso si el Papa Benedicto XVI les concedía una audiencia, afirmó la líder del grupo, Berta Soler.

A su vez, Orlando Márquez, portavoz del cardenal Jaime Ortega, declaró a una conferencia en California que el gobierno tiene que garantizar los derechos de las minorías “políticas, culturales o religiosas” de la isla, y que los disidentes debían abandonar la “violencia verbal”.

Soler afirmó que monseñor Ramón Suárez Polcari, canciller de la Arquidiócesis de La Habana “siempre ha sido muy receptivo con nosotras, pero hoy no”. Durante el encuentro el viernes entre cuatro Damas de Blanco y Polcari, agregó, “hubo momentos fuertes”.

Cuando las mujeres pidieron una audiencia con el Papa —aseguró Soler—, Polcari respondió que si el gobierno no les había permitido asistir a las misas dadas papales en la isla a fines de marzo era poco probable que les permitiera viajar a Italia.

Polcari impugnó además el propósito de las Damas de Blanco, fundadas por mujeres familiares de los 75 disidentes arrestados en la ola represiva del régimen cubano contra los opositores políticos en el 2003. Todos fueron puestos en libertad el verano pasado, luego de que Ortega intercediera a nombre de ellos.

Polcari “nos dijo que éramos un movimiento político, que habíamos cambiado. Le dijimos que nosotros somos un grupo humanitario, defensoras de los derechos humanos”, señaló Soler a El Nuevo Herald por teléfono desde la Habana.

No se pudo contactar de inmediato a Polcari para que comentara al respecto.

Las mujeres dieron una lista de alrededor de 60 cubanos presos por motivos políticos, y los nombres de las 60 Damas de Blanco arrestadas en marzo por breves períodos de tiempo para impedirles que asistieran a las misas papales.

En el encuentro de 80 minutos de duración estuvieron presentes Soler, Magalys Norvis, Odalis Sanabria y Laura María Labrada Pollán.

La versión del encuentro dada por Soler subraya el empeoramiento de las relaciones entre los disidentes y los miembros de la jerarquía eclesiástica, incluyendo a Ortega, a quien se acusa de crear una alianza virtual con el régimen de Raúl Castro.

Las Damas de Blanco, que se reunieron por última vez con Ortega en agosto del 2011, han estado pidiendo un nuevo encuentro desde el 7 de marzo pero no han recibido respuesta, declaró Soler. La semana pasada pidieron de nuevo reunirse con el cardenal y Polcari accedió a verlas el viernes.

En comparación —señaló Soler—, ellas solicitaron el lunes encontrarse con monseñor Dionisio García Ibáñez, arzobispo de Santiago de Cuba, en Oriente, la segunda ciudad en tamaño de la isla. Menos de dos horas después, García accedió a verlas el miércoles.

“Fue muy receptivo con nosotras”, indicó Soler del encuentro de 35 minutos, durante el cual también le dieron las listas de presos políticos y de mujeres arrestadas durante la visita del Papa. “Salimos muy contentas”.

“Se interesó también por lo que pasaba a las mujeres cuando eran detenidas. Nos preguntó, nos dijo: ‘Yo quiero saber’”, relató Soler.

La región de Santiago ha sido un hervidero de acciones disidentes desde el pasado año. La policía ha detenido a decenas de mujeres mientras trataban de llevar a cabo protestas públicas tras misas de domingo en la catedral de Santiago y el vecino santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba.

García, quien también es presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, estaba en La Habana para una reunión de esta entidad.

Mientras tanto, Márquez declaró ante una reunión de la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA), en San Francisco, que el gobierno de Cuba debería “prestar más atención a las minorías, ya sean políticas, culturales o religiosas […] y garantizar sus derechos”.

El gobierno debería además acelerar sus reformas económicas y hacer “partícipes a los ciudadanos”, señaló Márquez en una larga presentación ante la asamblea de académicos especializados en asuntos del hemisferio.

Su presentación urgió además a los disidentes a abandonar “la violencia verbal, descalificaciones y desprecio”, y señaló que “que un número no despreciable de cubanos continúa, y continuará, dando su apoyo al gobierno actual, aunque demande cambios socioeconómicos que mejoren su calidad de vida”.

El régimen cubano nunca ha accedido a negociar con los disidentes, a quienes califica de “mercenarios” pagados por el gobierno de Estados Unidos para tratar de derrocar el gobierno comunista.

http://www.elnuevoherald.com/2012/05/25/1212295_p2/tensa-cita-de-las-damas-de-blanco.html

 


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2012/05/25/1212295_p2/tensa-cita-de-las-damas-de-blanco.html#storylink=cpy

 


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2012/05/25/1212295/tensa-cita-de-las-damas-de-blanco.html#storylink=cpy#storylink=cpy

 


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2012/05/25/1212295/tensa-cita-de-las-damas-de-blanco.html#storylink=cpy#storylink=cpy

0 comentarios:

Publicar un comentario