lunes, 7 de mayo de 2012

#Venezuela en saldos rojos


Todo en Venezuela se va convirtiendo en saldos rojos, antes aludían al color rojo como insignia del añoso comunismo que murió cuando cayó el Muro de Berlín en 1989. Pero aquí insisten en darle beligerancia a lo que está obsoleto, buscando el futuro hurgando las ruinas del marxismo e imitando a la sufrida Cuba, tiranizada por los Castro. Pero ese rojo expresivo, ahora florece en las cuentas del estado, en los gastos, y endeudamientos hasta más no poder. Con promesas y canonjías para todas las edades. Con una nueva ley del trabajo que posiblemente obligue a los empleadores a crear dos grupos de trabajo y a pagar el triple de las indemnizaciones. Quién soportará mayores cargas cuando nuestras finanzas comienzas a hacer aguas. Ya las advertencias del Banco mundial y el FMI se hicieron presentes. Venezuela está entre los países de mayor riesgo ante cualquier vaivén de la economía del orbe. Si acaso no es China, la primera en tambalearse con su recalentada economía, y pérdida de calidad en sus manufacturas.

Venezuela no ahorró nada en los mejores tiempos de bonanzas, ni actualmente tampoco lo hace; éste es un gobierno manirroto y desordenando que maneja la riqueza de la nación como una pulpería. Pdvsa hállase casi quebrada con una deuda kilométrica, sin embargo es ella, la que produce todavía los reales para que Chávez se encargue de malbaratarlos en su permanente “bonhomía” continental, o financiando su campaña electoral. Avizorándose un panorama sombrío cuando no haya como pagarle a tantos empleados públicos, pensionados y misioneros. En vez de estimular una economía productiva, destrozan los últimos vestigios de la empresa privada. Y muy posiblemente llegará ese momento en que no tengan como cancelar los pasivos.

La caída en la demanda petrolera no sería un hecho extraño, ni la baja en la compra de petróleo por parte de los chinos. Esos precios están inflados como los de otras materias primas y Venezuela está entre los países con mayores bretes de vérsela bien negra.
Saldos rojos se divisan por todas partes, en PDVSA, en el BCV, se especula sobre las reservas en oro que fueron a parar a Cuba sin ningún protocolo ni resguardo. El acontecer financiero es un misterio para los venezolanos; Chávez manda como le viene en ganas y dispone de los fondos públicos sin ninguna discreción.

Crea misiones sin saber si son sustentables, igual pasa con los nuevos pensionados del seguro social, decreta un aumento de salario mínimo y no tiene la previsión de aprovisionar a las regiones. La nueva ley del trabajo fue aprobada sin consultarle a nadie, de un solo plumazo, no se sabe a quiénes favorecerá, y si el mismo estado podrá cumplirla. Entretanto, el problema de la inseguridad sigue en aumento, las fallas de luz dejaron de ser un cuento fugaz atribuible a los fenómenos naturales para sembrarse como algo estructural, las carreteras de Venezuela van desapareciendo y existen en este momento poblaciones incomunicadas.

Es el país pobre hundido en el ominoso rojo de nuestra misma sangre derramada en los últimos trece años. Es la desdicha de esta Patria sumergida en las torturas, en las inquinas y el odio. Llegaron los espantapájaros comunistas y metió la mano Fidel Castro para destruir a Venezuela, a la rica Venezuela hoy en riesgo de quebrar y de ni siquiera en el futuro cercano poder honrar los compromisos que, Chávez contrae imprudentemente dentro y fuera de ella. Por eso, los chinos están muy preocupados como lo revelara Wikileaks “El cáncer del presidente venezolano Hugo Chávez, y el riesgo que esto representa para la sostenibilidad de su régimen, podrían asestarle un duro golpe económico a China”.

Igual debemos cavilar todos los venezolanos que no sabemos si cumplirá con los tantos compromisos, y vemos esas misiones y ofertas laborales en vilo, divisando la culminación de su fracaso

http://www.noticierodigital.com/2012/05/venezuela-en-rojo-vivo/

0 comentarios:

Publicar un comentario