jueves, 12 de julio de 2012

Carta del ex prisionero de conciencia Félix Navarro Rodríguez al Fiscal General de la República de Cuba.


Perico, Matanzas, 9 de julio de 2012.

Dr. Darío Delgado Cura.

Fiscal General de la República.

No han transcurrido 15 días todavía de mi anterior visita a oficinas de esta institución, cuando ya tengo la necesidad de entregar otra denuncia o acusación. Pienso que esta ocurre por haberme decidido a ocuparme del escabroso tema de las DEMOLICIONES FORZADAS ejecutadas en Matanzas, contra una porción de ciudadanos y la amenaza aún latente de demoler las viviendas de otra zona.

Fiscal General. Yo acuso a los oficiales del Departamento de la Seguridad del Estado (D.S.E.), en mi provincia: Orlando Figueroa, Ramón de Armas y Orestes Martínez, por violar reiteradamente los Artículos 53, 54 y 58 de la Constitución de la República de Cuba.

Estos oficiales (D.S.E.) junto a otros ciudadanos que ellos involucran, el jueves 5 de julio de 2012, usaron la violencia física para detener a los también ciudadanos: Francisco Rangel Manzano, Lázaro Díaz Sánchez, José Alberto Guerrero Roque y Luis Alberto Amaya Fleitas, cuando estos se dirigían en un coche de tracción animal por la Carretera Central, a la salida del poblado matancero de Perico. A la vez que impidieron a estos hombres poder participar en una reunión pacífica dentro de mi casa, sita en Calle Peatonal C, No. 6, Reparto Las Canteras, Perico.

Además, congregaron en la vía pública a varios efectivos policiales uniformados, apoyados por la correspondiente técnica automotor y personal de la sociedad y de determinadas entidades laborales de la comunidad, a quienes les permitieron (considero que dicha actuación fue orientada así por los oficiales D.S.E.) gritar obscenidades y hacer gestos marcadamente pornográficos.

Durante el operativo de marras, le hice saber las aberraciones descritas en el párrafo anterior; además, lerecordé que ubicó al ciudadano Romelio Cuevas toda la noche anterior a vigilar nuestra vivienda. RomelioCuevas, ciudadano de pésima conducta social al estar involucrado en un proceso de violación de menores, bienconocido por toda la población de esta ciudad.

Seguidamente puntualicé al oficial Orlando Figueroa quepresentarse en cualquier lugar, con personal así y actuaciones como las que relato, desprestigian tanto a ellos como a la institución que representan. La respuesta textual del oficial Orlando Figueroa fue: “ese es el personal que traemos, porque para recoger la basura tenemos que traer la basura”.

Algo más de las once de la mañana arengaron al personal así: “vamos a provocar a ese hombre (se referían a mi persona) frente a su casa para que salga y así detenerlo para que se acabe esto temprano, pero no lo dejen hablar porque si habla es capaz de convencerlos a todos”.

Yo salí a dialogar pero no me dejaban hablar porque sus gritos absorbían mis palabras que fueron grabadas por un ciudadano preparado al efecto. A los pocos minutos llegó al lugar el oficial Ramón de Armas caminando delante del carro patrulla 208 y me sacaron del área, pero 200 metros más arriba se me pasa al carro 237 y se me traslada hasta la Unidad de la PNR de Unión de Reyes.

En aquella Unidad el policía que acompañó en el viaje alpolicía con chapa 13869 que fungió como chofer del carro patrulla 237, me golpeó por el pecho y tiró bruscamente de mis brazos esposados. También uno de los policías de la Unidad me agarró por el cuello y me introdujo DESCALZO totalmente en un calabozo pestilente y sucio de por vida.

Cuando se me excarceló fui despojado por un joven oficial del D.S.E. de mi manilla de goma donde se leía la palabra CAMBIO, palabra a la que atribuye poderes subversivos, dijo ante el policía de nombre Andrés.Además, se me impuso de un Acta de Advertencia por ESCÁNDALO PÚBLICO; algo también reprochable si tenemos en cuenta que el escándalo y la agresión la sufrimos yo y mi familia. Lo que bien puede comprobarse a través de la filmación que realizaron los agresores.

Fiscal General. Son muchas las violaciones a la Carta Magna cubana y contra nuestros derechos y libertades civiles y políticas, durante estos dos días recientes. Al ponerlas en sus manos, lo hacemos conscientes de que al órgano del Estado que usted representa, le corresponde, como objetivos fundamentales, el control y la preservación de la legalidad, sobre la base de la vigilancia del estricto cumplimiento de la Constitución, las leyes y demás disposiciones legales, por los organismos del Estado, entidades económicas y sociales y por los ciudadanos; y la promoción y el ejercicio de la acción penal pública en representación del Estado, como reza textualmente el Artículo 127, de nuestra Ley de leyes.Esperaremos por ello.

Respetuosamente,


Félix Navarro Rodríguez.

Calle Peatonal C, No. 6, Reparto Las Canteras, Perico, Matanzas, Cuba.

0 comentarios:

Publicar un comentario