viernes, 20 de julio de 2012

#EEUU #DDHH El oculto martirio de mujeres cubanas casadas en Siria


La Guerra civíl en Siria ha destapado infelices historias de matrimonios de muchachas cubanas con jóvenes sirios.

En el más reciente correo de María Antonia desde la convulsa nación árabe, relata que la mayoría de las parejas se han disuelto pero siguen casadas, porque “aguantan como esclavas, por sus hijos y sus estudios, y porque Cuba les ha cerrado las puertas”, agregó.

“A los árabes les está permitido golpear a sus esposas. Hay casos muy tristes, pero no creo que como el mío, porque mi ex esposo es alcohólico desde hace 25 años” confiesa esta madre de 4 hijos nacidos en Cuba y en Siria.

“Cada día bebe alcohol casi por 10 horas, primero desde la 1 de la tarde hasta las 5. Luego se retira a dormir, y vuelve a tomar desde las 9 de la noche hasta las tantas de la madrugada”, nos cuenta en el más reciente correo que pudo enviar desde una ciudad próxima a la frontera con Turquía, donde reside.

Preferimos el contacto irregular con ella a través del correo pues las llamadas telefónicas y el Facebook pueden ser interceptadas por el gobierno, ser malinterpretadas y sufrir represalias, nos aseguraron otras cubanas residentes en los Estados Unidos, que estuvieron casadas con sirios en su país.

Pero este conflicto personal de María Antonia comenzó de otra manera.

Ella nos relata que conoció a su ex esposo, en la Universidad de La Habana: “Él estudiaba medicina y yo Licenciatura en Español y Literatura. Era un chico agradable, inteligente y enamorado, al parecer”
Se casaron en 1980. Tuvieron su primera hija en 1982 y dos años después marcharon a Siria. Fue entonces que comenzaron los primeros cambios en su vida y en la actitud del padre de sus hijos.

Dice María Antonia que de forma vertiginosa, su ex sufrió una cruel metamorfosis, pues su familia no aceptó que se casara con una cristiana extranjera. “No creo que nadie en el mundo haya sufrido así, pues comenzó a darme el peor trato delante de su familia”.

“En esos países la aceptación de la familia es decisiva. Yo soy creyente, Oscar, pero no creí en la crucifixión de Cristo, hasta vivirla día a día, y sola, completamente sola. Mil veces le pedí ayuda a la embajada cubana, pero ellos eran y son sordo…mudos” nos dice.

Manifiesta que “su ex nunca hizo algo por sus hijos, pero tampoco le hubiera dado el permiso de salida de este país. Tengo tres hijas y un varón, dos que son Licenciados en Inglés, el niño en tercero de traducción inglesa y la más pequeña en segundo de inglés también, pero que ahora no ha podido seguir por la situación de la crisis en Siria”

En su reciente correo se lamenta, después de todo, por ciertas circunstancias de su vida y de otras muchachas, alrededor de 200 que un día en Cuba formalizaron relaciones con jóvenes sirios, quienes tienen otro tipo de cultura y de costumbres.

“Las cubanas que estamos en Siria, si bien escogimos a Siria, para salir de Guatemala para Guatepeor, por el asunto de la guerra aquí todas corremos el mismo riesgo. Ahora tenemos una que se escapó al campo, huyendo de los bombardeos, con su niño de 7 años y sus hijas adolescentes. No he tenido noticias de ella, ya imaginará Ud., la difícil comunicación” relata mientras teclea con errores por la forma vertiginosa en que nos cuenta este doble calvario de su matrimonio y la situación de guerra interna.

Sus últimas palabras en el más reciente correo fueron que su casa no ha sido bombardeada porque viven en un Policlínico, pero constantemente se sienten los ataques.

Entonces escribió: “¡Ahora tengo que dejarlo, Oscar, veré cuando le cuento más de esta desgracia que nos ha tocado vivir… gracias, gracias, gracias. Tengo mucho más que contarle, pero por favor, no se olviden de nosotros…!”

Hasta el momento este ha sido el último correo recibido. Esperamos por nuevos detalles de esta crítica situación personal de una familia cubana y siria que sufre los horrores de la guerra, unida a un triste conflicto personal, nacido de las diferencias culturales.

Universo Increíble continuará dando a conocer cada detalle de estos relatos recibidos de forma irregular por correo.

Fuente: http://universoincreible.com/el-oculto-martirio-de-mujeres-cubanas-casadas-en-siria/

1 comentarios:

  1. Hay que ponerse para derrocar al regimen opresor de los castros y no escapar de la "responsabilidad" que como cubanos debemos tener para alcanzar la libertad.

    ResponderEliminar