sábado, 21 de julio de 2012

#Gtmoen26 EL PRIMER SECUESTRO AEREO DEL MUNDO LO ORDENO FIDEL CASTRO

 FIDEL CASTRO ASESINO





Osiris 50 anos despues


Lo que dijo la prensa de la época sobre el horrendo asesinato de 17 personas, en uno de los primeros secuestros aéreos de la historia, ordenado desde la Sierra Maestra—para que le llevaran armas y pertrechos—por Fidel Castro Ruz:

EL NEW YORK HERALD TRIBUNE, 4 DE NOVIEMBRE DE 1958:

“Un acto de piratería copiado del libro comunista de Corea del Norte. No se puede decir en este caso que haya sido un acto de personas que buscaban la libertad huyendo de un país del telón de hierro….Se trata de un abuso de hospitalidad de un país neutral que terminó con la muerte de civiles inocentes…..Los secuestros de personas y este acto de piratería en el aire….no habrán de conquistar amigos a los rebeldes”,



Estos son los rostros de 4 de los cinco asaltantes. De izquierda a derecha: Edmundo F. Ponce de León, desaparecido; Erasmo Aponte, desaparecido; Raúl Rolando Rodríguez Villegas, muerto; y Pedro Lázaro Valdés Orta, muerto. Edmundo Ponce de León fue piloto de la Fuerza Aérea Norteamericana y la foto que se publicó era una foto hecha varios años antes del secuestro

Ya Fidel había dado con anterioridad la orden para que se iniciara la cadena de secuestros, que le da al Movimiento 26 de Julio y al tirano de Cuba el tenebroso honor de ser los autores de los primeros secuestros aéreos de la historia: Del Expreso Aéreo, secuestraron tres aviones C-46, uno de los cuales querían llevar con destino a Centroamérica, pero que fue detenido en la pista, momentos antes de despegar. De Cubana de aviación se robaban dos DC3, uno de ellos volando rumbo a México y otro el 5 de noviembre cuando despegaba en Manzanillo rumbo a Santiago. Coincide el hecho de que el piloto de los dos aviones secuestrados era el Capitán Piedra. ¿Que dirán de estos actos de terrorismo aéreo, las serpientes venenosas de lengua viperina de “Kaos en la Red”?

VÍCTIMAS Y SOBREVIVIENTES:



Estos son los rostros de algunas de las víctimas del secuestro del Viscount. De Izquierda a derecha: Orlando Jimenez, sobrecargo, desaparecido; Laurelina Mena González; Juana María Méndez Martínez, murió en cinta y José M. Combarro, copiloto. Asesinados por el castrato aun antes de tomar el poder.

“Osiris Rosendo Martínez , ciudadano americano, que perdió a sus 3 hijos y a su esposa recuerda cuando la señorita Juana María Méndez, que estaba en cinta, les rogaba a los asaltantes, casi arrodillándose, que dejaran el avión que ella iba a tener un niño. Cuando se encontraban cerca de las costas cubanas, cerraron las cortinas y apagaron las luces. Un foco no se apagaba y de un balazo lo rompieron. ‘Estaban furiosos—dice Rosendo—De pronto uno de ellos salió de la cabina diciendo ‘si este piloto no aterriza ahora. Le pego un tiro en la cabeza’. Los juramentados del odio y la sangre no cejaban ni ante los ruegos de una madre. Para ellos, sólo la muerte, la lucha fraticida, es el camino para asaltar el poder. Nada importa lo que cueste si logran su ansiado fin”. Nota de N.A.- Palabras proféticas, que no entendimos y que no entendió un pueblo engañado. ¿Cuál es la diferencia entre estos asaltantes de este avión y causantes de esta tragedia y los fanáticos musulmanes del 11 de Septiembre?



Cuando los esbirros intelectuales del castrismo, siguiendo instrucciones de los esbirros de la inteligencia de la tiranía acusan a sus enemigos de terroristas, demuestran a las claras su cínica hipocresía. Hay pruebas históricas de cómo el 26 de Julio, siguiendo órdenes directas de Fidel Castro, practicó toda clase de terrorismo, desde la quema de escuelas, hasta la colocación y explosión de bombas en cines, cabarets y espectáculos públicos, pasando por el primer secuestro aéreo, en que el murieron inocentes.

Nuevo Acción, a través de esta sección inicia hoy una serie de artículos en el que se relatarán, según lo recogió la prensa de la época, el horrendo crimen de la Bahía de Nipe, donde miembros del M-26-07, por órdenes directas de Fidel Castro, giradas desde La Sierra Maestra, secuestraron un avión Viscount de Cubana de Aviación, provocando la tragedia en que perecieron civiles inocentes, mujeres en estado de gestación y niños.

LO QUE PUBLICÓ LA PRENSA:

REVISTA GENTE-Noviembre 16, 1958:

“La tragedia de Nipe: Una Hazaña Aérea del M-26-7


El avión secuestrado


Vista de la Bahía de Nipe y el sitio en el que cayó el avión

Los partes electorales del 3 de noviembre pasaron a un segundo plano cuando fueron llegando los primeros despachos sobre el asalto del Viscount de Cubana, por miembros del M-26-7. El hecho tan monstruoso era calificado por observadores antigubernamentales como la más horrible tragedia provocada por las fuerzas que liderea Fidel Castro.

…Surgían los despachos de las agencias de prensa enterando al mundo del acto de piratería aéreo que causó la muerte a 17 personas, 6 de ellas ciudadanos norteamericanos.

No es necesario urdir una trama de dramático desarrollo, bastan los hechos. Sólo la objetividad con su crudo lenguaje y las fotos, exponen en vivo el enloquecedor plan de sabotajes sin límites, en que han muerto niños, mujeres y ancianos, al margen de la política cubana, víctimas del afán de poder del M-26-7 y su cabecilla Fidel Castro, con la ayuda eficiente—para sembrar el terror—de la internacional comunista.

El avión salió de Miami a las 4:48 en el vuelo 495, con destino a Varadero. Como a la media hora de vuelo, 5 pasajeros se levantaron de sus asientos y encañonando a los restantes manifestaron: ‘no se muevan de sus asientos que estamos haciendo algo que nunca se había producido en el mundo. Podrán contarlos, porque nos apearemos en una pista mejor que la de Varadero’



El horrendo crimen de la Bahía de Nipe, en que un avión Viscount de Cubana de Aviación, fue secuestrado por militantes del Movimiento 26 de Julio, por órdenes directas giradas desde la Sierra Maestra por el propio Fidel Castro, se estrelló, con el balance de muertos que ya hemos explicado.

En la foto principal de arriba aparecen el piloto Ruskin Medrano y la bella aeromoza Ana Reina, que como bien dice el pie de foto publicado en la prensa de aquerlla época: "que por su trabajo debe de permanecer de pie, ya que había 4 niños a bordo, fue a parar, con la cara destrozada, a la cabina, tropezando con el menor Luis A. Sosa, superviviente".



En esta foto se muestran dos éngulos del cadáver de José Manuel Atanasio Rodríguez, Natural de Cárdenas, quien venía en el avión con sus nietos Omara González y Luis A. Sosa (supervivientes los dos), de Miami. Su nieta Omara recuerda que habló con él después del impacto, hasta que la corriente la llevó hacia afuera. Cuando creyó que se ahogaba unos pescadores la rescataron, llevándoloa al hospital de Preston. Su abuelo en cambio, pereció ahogado ya que no pudo desabrochar su cinturón de seguridad.

Tenemos en nuestras manos otras fotos de los cadáveres rescatados del fondo de la Bahía de Nipe y dentro del avión pero son de una crudeza tal, que preferimos no publicarlas. Son fotos de niños medio comidos por los peces y pedazos de restos humanos, deformados.

Preferimos transcribir para ustedes algunos de los relatos publicados al momento de la tragedia: " Omar González, natural de Cárdenas y superviviente, que iba en los primeros asientos dice; 'Un hombre uniformado de color olivo, que no me quitaba la vista de encima, pistola en mano gritaba- nosotros íbamos a dar este golpe el día 31, pero lo pospusimos para hoy' (comprobado más tarde oficialmente: los 5 asaltantes Raúl Rolando Rodríguez Villegas, Pedro Valdés Orta y Erasmo Aponte compraron sus pasajes en las oficinas de Pan American, y los 2 restantes Manuel Fernández Falcón y Edmundo F. Ponce de León, éste último ex piloto de la Fuerza Aérea Americana, sacaron sus tickets en Cubana de Aviación, para despistar, cancelando el viaje el día 31, para el día 1 de noviembre (1958).

"A mi lado estaba mi primo Luís A. Sosa, el tercer superviviente. Casi de inmediato se dirigieron a la parte delantera del avión, encañonando al piloto. Por las voces que oímos, casi a la vez, los tres restantes se dirigían al pasillo del avión y levantando la alfombra sacaban de la escotilla un saco grande de lona, de donde extrajeron unos uniformes y armas más grandes. Delante de nosotros se pusieron las otras ropas y algunos se cambiaron los pantalones en presencia nuestra.

Junto a las armas encontradas entre los restos del avión: pistolas, carabinas, peines, parque, granadas había un saco de material plástico con un cuño que rezaba PAN-AVIÓN MIAMI, y en su interior había "curas" de emergencia, alimentos sintéticos, sales purificadoras para hacer potable el agua de mar y suficiente líquido repelente para mosquitos ( R-33), para muchas personas.

La dolorosa y triste evidencia de este, uno más de los tantos crímenes del castrismo, está ahí para despertar conciencias y para mostrar al mundo la hipocresía, de los que sólo hablan del avión de Barbados, que todavía permanece en el fondo del mar, por la negativa de la tiranía cubana, de que se saquen los restos, para buscar evidencias de que fue lo que verdaderamente provocó la explosión.

http://www.nuevoaccion.com/agosto2008.html

0 comentarios:

Publicar un comentario