sábado, 7 de julio de 2012

La falta de higiene y los basureros públicos INFECCIONES EN CUBA


VIRUS VERANIEGOS
Aimée Cabrera

La falta de higiene y los basureros públicos siguen siendo focos de infecciones en la foto como ilustra Juventud Rebelde.



La Habana,07,2012
Se generalizan los casos de personas de todas las edades que sufren dolencias, fiebres, fatigas, cólicos y otros síntomas frecuentes en el verano caribeño, lo que es inusual que se publique una Nota Informativa como la del Granma del 3 de julio del presente.

En el mismo, el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) informa a la población sobre la tendencia en algunas zonas, como en la provincia Granma, de brotes diarreicos agudos. En el municipio granmense de Manzanillo se produjo un brote de infección gastrointestinal debido a la contaminación de pozos, atendiéndose a unos mil pacientes de la localidad.

De los exámenes que se les han realizado se identificó el germen Vibrión Cholerae en 53 casos, de los cuales 3 enfermos de 95, 70 y 66 años fallecieron, se menciona también que padecían enfermedades crónicas. Se divulgó que este brote está controlado.

Sin embargo, en la Habana, pequeña provincia superpoblada donde la falta de higiene es parte de su entorno, son cientos de personas las que acuden a los cuerpos de guardia de hospitales, policlínicos y consultorios del Médico de la Familia aquejados por distintos padecimientos.

A algunos les hacen pruebas de sangre y otras para descartar enfermedades contagiosas. La prensa tiene prohibido informar pero en la calle se habla de dengue, cólera y otros virus por los que sus aquejados, en ocasiones, tienen que ser sometidos a análisis que sólo pueden ser procesados en el instituto especializado IPK.


Por otra parte, quienes no están tan graves, no tienen acceso a comprar medicamentos en las farmacias nacionales. Desde mucho antes del Período Especial en los años 90, desaparecieron los medicamentos antidiarreicos, analgésicos como la dipirona sólo se vende por receta médica, tampoco existen medicinas contra los vómitos, cólicos y náuseas que estén liberados.

Cuando aparecen de vez en cuando es en las farmacias internacionales cuyos precios son en la moneda convertible y demasiado caros hasta para quien tenga el dinero y la preocupación de sanar a un enfermo en su casa, la gran tragedia la sufren a veces, pacientes y familiares, cuando éstas no las hay ni a nivel de hospitales, ya que muchas son llevadas a otras naciones donde personal médico cubano cumple con sus contratos laborales.

La otra cuestión que no lleva comentario ni fotos o videos es la falta de higiene no importa si se está en un barrio marginal o en una zona cercana a los hoteles donde suelen hospedarse turistas extranjeros.

Los depósitos de basura dan espanto. A plena luz del día están abiertos y abarrotados de desperdicios. Los mendigos abren las bolsas para registrar y encontrar algo que les sea útil. Cuando pasa el carro que los desocupa, no los limpia, por lo que siguen siendo la morada de insectos y roedores.

El incremento del cuentapropismo y cafeterías particulares cercanas a estos focos de infección promueven más las enfermedades estomacales. “imposible que me ponga a hervir agua para preparar jugos y refrescos, todo el mundo que tiene cafetería los hace con agua de la pila (grifo)”-señala una vendedora no estatal.

Las alternativas alimenticias pueden convertirse en un peligro para la salud y la vida de muchas personas. Las altas temperaturas y las intensas lluvias no ayudan pero son peligrosas también las condiciones antihigiénicas y la falta de medicamentos de primeros auxilios, cuestiones por las que deben velar instituciones afines y gobiernos de cada localidad.

http://angelicamorabeals.blogspot.com.es/2012/07/virus-veraniegos.html

0 comentarios:

Publicar un comentario