domingo, 1 de julio de 2012

Reporte sobre Derechos Humanos 2011 (Libertad de la internet)


Libertad de la internet


El acceso a la Internet está bastante restringido por el gobierno. Han llegado numerosos informes de que el gobierno vigila el correo electrónico así como la exploración y las salas de charla de la internet. El gobierno controlaba todo el acceso a la internet, a excepción de unos servicios muy limitados que facilitaban unas pocas representaciones diplomáticas y el mercado negro.
En el año, el gobierno anunció que había montado una línea de fibra óptica con Venezuela, capaz de ofrecer el servicio de banda ancha pero advirtió que la misma no aumentaría el acceso a la internet de la población en general. Si bien el gobierno afirmaba que el 15,9 por ciento de la población tiene acceso a la internet, en muchos casos ese acceso se reducía a una “intranet” sólo para Cuba que tenía únicamente servicio de correo electrónico o una reducidísima conexión con la web mundial.
El gobierno sólo ha concedido acceso a la internet a un grupo muy selecto, formado principalmente por funcionarios, profesionales establecidos, profesores, estudiantes, periodistas y artistas. Los demás sólo podían tener cierto acceso a los servicios de correo electrónico e internet por medio de las asociaciones juveniles patrocinadas por el gobierno o de los centros de internet aprobados y regulados por el Ministerio de Información, Tecnología y Comunicaciones.
El gobierno empleaba hasta mil blogueros para desacreditar a la oposición, incluso a los pocos blogueros independientes y a las Damas de Blanco. En una charla en el MININT que se ha filtrado al exterior, un funcionario explicó que los blogueros del gobierno llevaban a cabo tareas específicas, entre ellas, las de atacar cuanto escribiera la bloguera independiente Yoani Sánchez.
Las autoridades examinaban las exploraciones por internet de los usuarios autorizados, examinaban y censuraban los correos electrónicos, empleaban filtros de búsqueda de internet e impedían el acceso a las páginas de la web que consideraban indeseables. Sin embargo, durante el año el gobierno dejó de obstruir varios sitios muy conocidos de internet, entre ellos, el de Yoani Sánchez.
Muchos grupos de defensa de los derechos humanos manifestaron que las autoridades emplean patrullas móviles para hallar equipo no autorizado de internet y de televisión por satélite. Cuando la policía descubre a los infractores, los multa y a veces los encarcela y se incauta del equipo. Si bien la ley no fija penas específicas por la utilización de la internet sin autorización, es ilícito poseer una antena parabólica para tener acceso sin censura a la internet.
También son ilícitos el uso de programas informáticos de encriptación y la transferencia de documentos cifrados. A pesar de las restricciones de acceso, el hostigamiento y las deficiencias de la infraestructura, los blogueros asiduos son cada vez más numerosos y a menudo insertan críticas del gobierno; para ello con frecuencia cuentan con la ayuda de sus simpatizantes en el exterior, los cuales muchas veces instalan y mantienen los sitios de esos blogs en la red. El acceso desde Cuba a casi todos esos sitios de la internet está prohibido.
Los extranjeros tenían derecho a comprar tarjetas de acceso a la internet del proveedor nacional de telecomunicaciones y a utilizar los centros de negocios de los hoteles, donde el acceso a la internet sólo se podía adquirir en divisas. El acceso solía costar de cinco a diez pesos convertibles (de $5,40 a $10,80 en dólares estadounidenses) por hora, tarifa que resultaba prohibitiva para la mayoría de la población. A los ciudadanos cubanos se les solía permitir el acceso a la internet del proveedor nacional y utilizar los centros de negocios de los hoteles, pero a veces ese acceso les estaba prohibido.


Sección De Intereses Los Estados Unidos La Habana, Cuba

http://photos.state.gov/libraries/havana/231771/PDFs_001/Cuba_derechoshumanos2011.pdf

0 comentarios:

Publicar un comentario