viernes, 17 de agosto de 2012

#angelcarromero tiene que estar en su casa


La esposa de Payá rechaza la solicitud de la Fiscalía y aclara que no participará en un juicio contra Carromero
"ÁNGEL TIENE QUE ESTAR EN SU CASA"

MADRID, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -
   Ofelia Acevedo, viuda del fallecido disidente cubano Oswaldo Payá, ha rechazado la pena de siete años de cárcel solicitada por la Fiscalía cubana contra Ángel Carromero por el homicidio involuntario de su esposo y el opositor Harold Cepero, a la vez que ha dejado claro que no participará en un eventual juicio contra el joven dirigente del PP, ni siquiera para declarar a su favor.
   En declaraciones telefónicas a Europa Press desde La Habana, Acevedo ha reiterado que "no acepta la versión oficial" de que Carromero fue el causante del accidente en el que perdieron la vida los dos opositores, por tanto, "no acepta los cargos que se le imputan" ni la propuesta de la Fiscalía.
   La pena solicitada es el resultado de sumar tres años y medio por cada víctima, según han confirmado fuentes diplomáticas en la isla. El Código Penal cubano prevé un castigo de entre uno y diez años de prisión para aquellos conductores que infringen las leyes o reglamentos de tráfico y causen la muerte a una persona.
   "Ángel tiene que estar en su casa, eso es lo que puedo decir", ha sentenciado la viuda de Payá, quien ha confirmado que no presentará cargos contra el dirigente de Nuevas Generaciones del PP.
   Una vez formalizada la acusación, Carromero se enfrentará a un juicio que, por el ritmo con el que las autoridades cubanas han ido haciendo los trámites, podría comenzar en las próximas semanas.
   Acevedo ha dejado claro que no está dispuesta a participar en un eventual juicio contra Carromero porque su familia, al igual que la disidencia dentro y fuera de Cuba, sostienen que Payá murió a consecuencia de una supuesta persecución. "Tenemos toda una experiencia de amenazas que hemos vivido" así como "declaraciones de testigos que nos hacen pensar eso", ha afirmado.
   Al ser consultada sobre la posibilidad de testificar a favor de Carromero, Acevedo ha explicado que sólo cuenta con testimonios de las personas que vieron parte de la presunta persecución y que desmienten tajantemente la versión del Gobierno cubano, pero aclara que no tiene cómo presentarlo materialmente ante un tribunal.
   "No tengo forma de presentar eso oficialmente", ha indicado, al señalar que los nombres de los testigos no pueden ser revelados por miedo a represalias.
   Acevedo sostiene que un capitán de nombre Fulgencio Medina, instructor penal, la noche del accidente en un salón del Hospital Carlos Manuel de Céspedes --donde fueron ingresadas las víctimas-- leyó las declaraciones de dos testigos según las cuales un coche marca Lada, color rojo, "viajaba paralelo con el vehículo accidentado", testimonios que no recoge la versión oficial.
   El accidente de tráfico que costó la vida a Payá y a Cepero se produjo el pasado 22 de julio, cerca de la localidad de Bayamo, sureste del país. En un vídeo difundido por el Gobierno cubano, Carromero reconoce que perdió el control del vehículo al entrar en un bache, si bien afirma no recordar a qué velocidad circulaba en ese momento.
   En ese vídeo, Carromero niega que otro vehículo les golpeara por detrás. La familia de Payá rechaza la versión oficial y sostiene que en un SMS uno de los dos supervivientes extranjeros alertó a sus allegados que un coche les venía siguiendo y que les embistió varias veces.

MÁS INCIDENTES

   Acevedo ha denunciado además que su hijo mayor, Oswaldo Payá, de 24 años, fue víctima el pasado viernes, 10 de agosto, de una persecución por parte de funcionarios de la seguridad del Estado que le estaban siguiendo desde que salió de su vivienda en La Habana conduciendo el coche de su difunto padre.
   La situación se presentó en torno a las 18.00 horas cuando un amigo envió un SMS a su móvil para informarle de que le estaba siguiendo un coche en el que viajaba un hombre uniformado de la seguridad del Estado. Oswaldo vio de inmediato que tenía un vehículo al lado cuyo conductor, al ver que el joven se había percatado de su presencia, decidió cambiar de rumbo, según cuenta la viuda de Payá.
   Desde que murió el conocido líder opositor, "se han recrudecido" las amenazas, ha alertado. "Responsabilizo al Gobierno cubano de lo que pueda ocurrir a mis hijos, a mi familia", ha expresado Acevedo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada