jueves, 2 de agosto de 2012

La familia de Payá no acusará a Carromero

Ofelia Payá y su hija Rosa María durante el entierro del líder opositor en La Habana.
LA HABANA, Cuba, 1 de agosto (Agencias, www.cubanet.org) – La familia de Oswaldo Payá no presentará acusación contra el español Ángel Carromero, conductor del vehículo en el que murió el destacado opositor cubano y el disidente Harold Cepero el pasado 22 de julio, reportó el miércoles la agencia Efe.

La viuda de Payá, Ofelia Acevedo, confirmó hoy que no denunciará al joven español en una comparecencia en su casa de La Habana ante la prensa extranjera, donde ella y su hija Rosa María reiteraron que no aceptan la versión oficial sobre el suceso. Carromero, que está en prisión provisional en Cuba por cargos de homicidio, ya cuenta con un abogado de la isla para representarle.

“No voy a acusar a nadie ni estoy buscando culpables, sencillamente quiero que se me aclare más sobre el hecho porque he tenido toda una vida de amenazas, de represión y de intimidación contra mi familia”, dijo.

La familia del fallecido opositor duda sobre la autenticidad de la versión oficial porque considera que no recoge diversos datos y testimonios que recibieron de “amigos” el día del accidente y en que las declaraciones de los supervivientes -Carromero y el sueco Jens Aron Modig- pueden estar condicionadas por la presión de las autoridades cubanas.

No obstante, la viuda recalcó que ni ella ni su familia han dicho nunca que el opositor fuera asesinado o que el suceso no fuera un accidente de tráfico.
Los jóvenes europeos confirmaron la versión del accidente de tráfico y dijeron que no habían sido embestidos por otro vehículo, según declaraciones de ambos divulgadas el lunes en La Habana, día en que Modig compareció ante la prensa.

Ángel Carromero
La viuda y la hija de Payá desmintieron también versiones difundidas por el régimen de que el opositor recibió dinero de los jóvenes europeos (ambos dirigentes de formaciones conservadoras en sus países) o que Modig y Carromero viajaran a Cuba para organizar una filial juvenil del Movimiento Cristiano Liberación (MCL).

El joven sueco (presidente de la Liga Juvenil Cristianodemócrata de su país) afirmó el lunes que uno de los objetivos de su viaje a Cuba era entregar 4,000 euros a Payá y también hablar con miembros del MCL sobre la creación de esa organización juvenil.

Modig se disculpó por haber realizado “actividades ilícitas” en Cuba y ya se encuentra en Suecia, después de que el lunes se le permitiera abandonar la isla “a pesar de las actividades ilegales que realizó”, señaló el diario oficial Granma en alusión a las “motivaciones políticas de su viaje” y a los contactos con disidentes.

La hija de Oswaldo Payá insistió en que su familia no dejará de buscar la verdad: “Sabemos que este suceso se ha convertido en un asunto de Estado y sabemos que entre Estados en ocasiones se pacta y se calla. Pero aunque otros callen, nosotros no callaremos” resaltó.

Mientras tanto, el español Ángel Carromero continúa ingresado en el centro “100 y Aldabó”, de la capital cubana bajo régimen de prisión provisional ante indicios de un delito de homicidio.

El Consulado de España en La Habana indicó el martes a Efe que el joven español ya cuenta con un abogado que ha sido contratado por su familia a través de un bufete madrileño.

Tras formalizarse ese paso, la prioridad es que este letrado vea cuanto antes a Carromero y tramite un recurso contra la medida cautelar de su prisión provisional.

El abogado contratado pertenece al Bufete Internacional de Cuba, el organismo especializado en la isla para la representación o defensa jurídica de personas u organismos extranjeros en el país, dijo Efe.

Los primeros resultados de la investigación oficial sobre el accidente de tráfico en el que murieron el 22 de julio Payá y Cepero concluyeron que las causas del siniestro fueron el exceso de velocidad y otros errores del conductor.

El código penal de Cuba establece que “el conductor de un vehículo que, infringiendo las leyes o reglamentos del tránsito, cause la muerte a una persona, incurre en sanción de privación de libertad de uno a diez años”.

Fuente: http://www.cubanet.org/noticias/la-familia-de-paya-no-acusara-a-carromero/

0 comentarios:

Publicar un comentario