sábado, 1 de septiembre de 2012

Enfermos desamparados en #cuba casos sociales sin atencion del estado


 Imagen del desamparo.

Por: Yainé Pintado Aldaya
Sub Directora
Fundación Madres, Familia y Futuro

Con 66 años de edad, María Regla Marquettí Rebaza, padece de asma, cardiopatía isquémica y está ciega del ojo derecho. Hace 2 años, debido a su estado de salud tuvo que retirarse con una pensión de 270,00 cup mensuales, pero debido a los descuentos que le hacen -por los adeudos de efectos electrodomésticos- solo recibe cada mes 105,00 cup.
Con ella viven en Candelaria # 210 apto. 7 entre Cruz Verde y Bécquer, en Guanabacoa,  La Habana, sus dos nietos: Bárbaro Juliano de 9 años y Yanisleidi de la Caridad de 17, ambos de apellido Ruz Santamaría; así como la hija de esta última-su biznieta, Sheila de la Caridad Argudín Ruz.
María Regla es el único sostén de todos ellos, su hija murió hace 8 años y el padre de sus nietos también falleció hace 3. Desde entonces ella mantiene la familia y se ha dirigido a distintas instancias del gobierno en varias ocasiones, en particular a Bienestar Social, para solicitar un pensión para sus nietos menores,  donde le han dicho que espere, que su caso está a nivel de la provincia, pero ya lleva un año sin recibir una respuesta.
Con 105 CUP, Regla tiene que comprarse sus medicamentos y alimentar a la familia, algo imposible, por lo cual no ha podido comprase los espejuelos que necesita. La familia es la representación de la miseria, mal vestidos y desnutridos; y la vivienda está en pésimas condiciones, con puertas y ventanas rotas, el techo con filtraciones y no tiene donde guardar los trapos de sus nietos. El nieto carece hasta de una mochila para la escuela.
Refiere que está cansada de pedirle ayuda al gobierno sin recibir respuesta y que ya no sabe qué hacer para poder alimentar a su familia.
23 de agosto de 2012,


La silla de ruedas que voló
Por: Idania Yanes Contreras
Para la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

Idalberto López Arrechea, de 39 años de edad, con residencia en la calle Oria # 54 entre Prolongación de Independencia y General Mariño, Reparto Virginia, en Santa Clara, Villa Clara; es padre de 2 niños, un varón de 15 años  que asiste a una escuela especial, debido a su retraso mental y una hembra de 14 años. Él los ha criado, pues la madre está enferma de los nervios.

Idalberto tiene la pierna izquierda amputada. Desde 2002 se le diagnosticó una osteomielitis de tibia izquierda y en 2008 se le realizó la amputación supra cóndilo (más arriba de la rodilla) y ahora presenta una necrosis aséptica de cabeza humeral derecha, por lo que le es imposible usar muletas. Todo ello consta en el Resumen Médico de la Dra. Lourdes La Rosa Sotolongo, hematóloga con registro médico 27037 del Hospital Provincial Arnaldo Milián Castro.
Después de su operación escribió al Consejo de Estado y a nombre de José Ramón Machado Ventura le enviaron una silla de ruedas eléctrica el 19 de octubre de 2008, que sufrió una rotura del sillón el 15 de febrero de 2009. Idalberto se dirigió al administrador del policlínico Marta Abreu,  Arquímedes Carvajal -actualmente separado del cargo-  y a René Fleites, jefe de servicios, los cuales prometieron darle solución al asunto lo más rápido posible, él entregó su silla de ruedas y aún no se la han devuelto.
De igual forma, y debido a sus problemas personales, desde 2010 ha estado solicitando servicio telefónico, la funcionaria Esperanza Peraza, de la Oficina de Atención a la Población le respondió que no había capacidad y trasladó el asunto al Ministerio de Informática y Comunicaciones.
El 23 de marzo de este año le dirigió una carta al Consejo de Administración Provincial sobre ambos asuntos y aunque ha pasado más del tiempo establecido para una respuesta, no ha obtenido solución.

Santa Clara, Villa Clara, 30 de agosto de 2012.



0 comentarios:

Publicar un comentario