miércoles, 26 de septiembre de 2012

Macabra historia sobre venta de aceite recorre La Habana


Por Edelberto García
Cementerio de Guanabacoa.
Una historia de horror se está cocinando en estos días en La Habana, sazonada por el imaginario popular con macabros hilos de realidad.
Autoridades policiales estarían tras la pista de una posible venta de "aceite" en el mercado negro, luego que unos malechores extrajeran semanas atrás tres toneles con residuos grasos del crematorio de Guanabacoa, en La Habana.
Otras versiones extraoficiales apuntan a que fueron detenidos tres custodios cuando intentaban sacar las grasas del lugar.
"La policía está tomando medidas de seguridad urgentes porque existen rumores de que se ha estado vendiendo como aceite de cocina", confirmó una fuente cercana al Cementerio Nuevo de Guanabacoa, en cuyo interior se ubica el más importante crematorio de capital cubana.
Fue allí donde presumiblemente los ladrones cometieron la fechoría con esos desechos humanos, que son un atentado a la integridad física de las personas debido al riesgo biológico que encierran.
Cierto o no, el rumor ha corrido como pólvora por la capital cubana y sus ecos han llegado a Miami. Hasta ahora las autoridades no se han pronunciado sobre el asunto.
Fueron infructuosos los intentos de establecer comunicación con empleados del cementerio guanabocoense.
Yanelis, una habanera de 35 años, está convencida de que hay una base de realidad en las versiones que ha escuchado en estos días. No puede comer desde hace tres días luego de que sufrió una indigestión el fin de semana en la barrio habanero de Mantilla.
Aunque la historia parece salida de un cuento de Kafka, muchos cubanos no dudan de su veracidad.
"Mi tía cocinó algo y me cayó mal, tenía mal olor, llevo tres días vomitando... Luego me dijo que a pesar de que se lo advertí, compró el aceite en la calle. Nada más de pensarlo me dan ganas de vomitar nuevamente".
No es la primera vez que se tejen versiones populares sobre la entidad de Guanabacoa.
"No me extraña nada porque aquí todo el mundo roba en los trabajos, y me han llegado muchos rumores de ese lugar, inclusive se dice que alguien que trabaja por allí ha vendido alguna vez hígado, y que yo sepa aquello no es un matadero de reses sino un crematorio para cadáveres humanos", agregó la fuente vinculada al crematorio de Guanabacoa.
La escasez de aceite de cocina es algo común en la isla, de ahí que la venta del producto en bolsa negra se mantiene como una de las principales fuentes para surtir la canasta básica. Estas ventas se realizan de forma clandestina y puerta a puerta, en pomos plásticos o botellas de cristal recuperadas. 
En las tiendas en divisas el precio del litro de aceite oscila alrededor de los 2.40 oesos convertibles (CUC), unos 60 pesos cubanos.
La cremación genera productos tóxicos como la dioxina y el formaldehido, que se libera a la atmósfera e incluso al suministro de agua potable. Algunos de estos procesos generan un líquido de color verde-marrón (que contiene aminoácidos, péptidos, azúcares y sales), un líquido grasoso que sería quizá el objeto de comercialización por ladrones inescrupulosos.
El crematorio de Guanabacoa fue inaugurado en el 2006, equipado con tecnología española, y cuenta actualmente con dos incineradores.
Tres años y más de 3,000 cadáveres después, Mercedes Costa Rodríguez, directora Provincial de Servicios Necrológicos en Ciudad de La Habana, admitía el deterioro de partes y piezas de los equipos.
El deterioro se reflejó además en la prohibición de cremar a personas de más de 250 libras de peso corporal, pues el derrame de la grasa humana ocasiona "un alto riesgo de incendio interno", según la funcionaria.
Los vecinos del lugar recuerdan aún el día de la inauguración del crematorio por el humo y olor nauseabundo que comenzó a salir de aquella nueva obra. Hasta hoy varios sufren de la contaminacion del entorno, náuseas y otros inconvenientes, pero se desconoce si existe algun reclamo o demanda a las autoridades.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Se sabe y se ha vivido con falta de todo, incluso aun recuerdo que en muchas ocasiones en mi casa se freía el huevo con agua,, con agua le zumba!!!.. pero se hacia,, no es nada nuevo la ausencia total del aceite de cocinar.Que yo recuerde de lo que he leído, sobre la 2 guerra mundial, al menos los nazis, los genio en masacre organizado y supertécnificados No usaban aceite humano para cocinar, pues todo se hacia una pasta y difícil de obtener,,, no se,, sí en los Gula soviético, o en Cambodia en la era de Pol Pot - Ieng Sary y sus Jemeres Rojos, harían semejante Macabra y Profano actividad económica con el ser humano.Fidel y Raúl ni con un tiro pagan por todo el daño que ha causado pero,, no tienen nada que ver con estos 2 asesinos y tiránico.Y esto del cementerio, si fuera verdad,, estamos en presencia de la casa oficial de los Abuelos de Frankenstein Y si esto es una mentira,, de esas que piensan estúpidos supuestos opositores de dar descrédito a los tiranos Castro,,, desafortunadamente,, No lo han logrado, Mala cosa.Y si es Mentira ,,por decir mentiras,, realmente estamos en presencia de una de las mentes más perversa y profana la humanidad quedando así superior a Frankenstein.

    http://1959islacarcel.multiply.com/journal/item/46/46

    ResponderEliminar