viernes, 5 de octubre de 2012

El Gobierno de #cuba recorta gastos en Educación y cambia prioridades


CAE OTRO "LOGRO" DE LA REVOLUCIÓN
 
 "F" de Fidel y fregado...
El Gobierno recorta gastos en Educación y cambia prioridades
Agencias
La Habana, 04-10-2012

cuba-educacion-580x392

La matrícula en los diferentes tipos de enseñanzas cayó en un 27 por ciento el año pasado, según cifras publicadas por la ONE.
El Gobierno está recortando gastos del sistema educativo y promoviendo las carreras más prácticas para reducir costos y satisfacer sus necesidades de fuerza de trabajo, según estadísticas oficiales recientemente publicadas, informa Reuters.
La matrícula en los diferentes tipos de enseñanzas cayó de tres millones de estudiantes en 2008 a 2,2 millones el pasado año, lo que implica un retroceso del 27 por ciento, según cifras publicadas por la estatal Oficina Nacional de Estadísticas (ONE).
Las reducciones incluyen recortes en algunos de los programas más publicitados por el Gobierno.
Poco después de suceder formalmente a su hermano Fidel Castro, en 2008, Raúl Castro advirtió sobre los recortes presupuestarios propuestos en sistemas clave como la educación y la salud, aludiendo a que el país endeudado estaba prácticamente en bancarrota.
"Las plazas que otorgan los centros educacionales deben ser proporcionales a las necesidades y posibilidades futuras de empleo, y además ser ocupadas por los realmente interesados en llevar a la práctica esos conocimientos", dijo el general ante la Asamblea Nacional a mediados de 2008.
Entre los más afectados están las universidades, donde el número de alumnos se redujo casi un 50 por ciento desde 300.000 en 2008 a 156.000 en 2011, mientras los estándares de admisión subieron y se redujeron las carreras de humanidades.
La educación de adultos, a menudo criticada por ser demasiado informal, también se redujo drásticamente.
Solo 145.000 estudiantes se matricularon el año pasado en las clases de extensión universitaria, la cuarta parte de los 578.000 registrados en 2008.
La matrícula en los cursos de educación de adultos, diseñados para mejorar las habilidades de los trabajadores, se contrajo de 373.000 en 2008 a 129.000 en 2011, una posibilidad que por años permitió a trabajadores y campesinos estudiar sin que se afectaran sus salarios.
El Estado cubano administra el sistema educativo en la Isla y establece el número de plazas disponibles en cada área de estudio basado en lo que considera necesidades del país.
El énfasis en la enseñanza secundaria se desplazó hacia las carreras de ciencias, pedagogía, agricultura o en la formación de obreros calificados, en detrimento de las carreras humanísticas.
El número de plazas para los alumnos de escuelas preuniversitarias disminuyó en aproximadamente 50.000 o más del 20 por ciento desde 2008, según el informe.
Más estudiantes se incorporaron a las escuelas de oficios, donde la matrícula saltó de 26.000 en 2008 a 74.000. El informe no incluyó los datos de escuelas preuniversitarias provinciales de corte militar.
"Las oportunidades se están reduciendo y aumentando la competencia", dijo Sonia Pérez, una madre soltera que está preocupada por el futuro de su hija de 12 años de edad. "Mi hija estudia dos horas todos los días y pago para ello 30 pesos a la semana a una de sus profesoras".
Una queja común entre los padres es que las familias que pueden pagar maestros para sus hijos reciben una educación superior y pueden conseguir carreras profesionales, socavando la norma de igualdad de oportunidades consagrada en la Constitución vigente y que el Gobierno ha exhibido como uno de sus estandartes durante décadas.
Los cambios resultan chocantes para los cubanos, que han visto la educación como un derecho de nacimiento.
"Solía ser que la educación universitaria, de una forma u otra, era casi segura", dijo en La Habana el arquitecto Alejandro Padrón. "Ahora hay que luchar. Entiendo que es imposible mantener a todos estudiando, pero todavía quiero ver que mi hijo vaya a la universidad", agregó.

http://angelicamorabeals.blogspot.com.es/


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada