martes, 6 de noviembre de 2012

Golpes y racismo (a Damaris Moya Portieles) en Santa Clara


Golpes en Santa Clara

Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

Cerca de las 2 y media de la tarde del 3 de noviembre, la presidenta de la Coalición Central Opositora, Damaris Moya Portieles, se dirigía desde Santa Clara, Villa Clara; a casa de Jorge Luis García Pérez “Antúnez” en Placetas, en la misma provincia y  fue interceptada por el capitán de la Seguridad del Estado, Yuniel Monteagudo Reina que transitaba en una motocicleta. El oficial se volvió a Damaris y le dijo que se sentara en una ceiba que había en el lugar.

Ella trató de sacar el teléfono, con el fin de informar sobre la situación, pero él se le abalanzó y se lo quitó, le hizo una llave de inmovilización que ocasionó que cayera al piso boca abajo, inmediatamente le llevó las manos atrás, bien hacia arriba y la esposó.

En ese momento se incorporó otro oficial de la policía política que es conocido con el sobrenombre de “El Payasón” y la tomó por la cabeza y se la puso en el piso y con la otra mano le tapaba la boca, para que no se oyeran las consignas que gritaba.  Yuniel Monteagudo  le cayó a patadas en el piso y cuando llegó el auto patrulla de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), la cogieron entre los dos policías y los dos oficiales de la seguridad y la metieron en el auto y en ese momento Yuniel Monteagudo le dio dos patadas más.

Con ella se montó en el auto “El Payasón” y con la mano le tapó la boca y la nariz, ella en su desespero por querer respirar, daba golpes con los pies en el asiento del chofer, y el policía que venía al lado del conductor se viró para el asiento trasero y  le dio tres tonfasos  (bastón del reglamento) y le gritaba: “Cállate negra”,  y le dijo al oficial de la seguridad: “Tú lo que tienes que hacer es desnucar a esa negra”.  La condujeron en esas condiciones a la UPOC (Unidad Provincial de Operaciones Criminales).

Para sacarla del auto patrulla la cogieron por los pelos, arrastrándola  para la Unidad y la tuvieron allí hasta las 7 y media de la noche, dentro de una celda. Según Damaris supieron que iba para Placetas porque  de forma ilegal  -igual que siempre- escucharon una conversación suya con Jorge Luis García Pérez “Antúnez”.

Cuando la soltaron tuvo que dirigirse al Hospital, pues tiene el pie muy inflamado y un médico extranjero nombrado Dimas Salvador Celaya Torres, con número de registro E 3070, le recetó que la inyectaran con 2 ámpulas de diazepan y una de duralgina, a lo que ella se negó.

Santa Clara, Villa Clara, 4 de noviembre de 2012.

Vía Marta Beatriz Roque Cabello

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada