jueves, 20 de diciembre de 2012

#VENEZUELA Recaidas de #Chavez OSCURANTISMO Y MISTICISMO INFORMATIVO


Preocupación en el chavismo por los rumores sobre lo que pasa en Cuba
Varios dirigentes mostraron ayer su nerviosismo; por primera vez admitieron que podría aplazarse la asunción
Por Daniel Lozano  | Para LA NACION

En Caracas, miles de seguidores participaron de una misa masiva para pedir por la salud de Chávez. Foto: Reuters 
CARACAS.- La "infección respiratoria" que atacó a Hugo Chávez el lunes pasado volvió a encender todas las alarmas en el chavismo, tras la mejoría alcanzada el pasado fin de semana . Varios dirigentes del PSUV mostraron ayer su preocupación ante las noticias que por cuentagotas llegan desde La Habana.
"Día a día el comandante ha venido ganando espacios para su salud, ha venido mejorando . ¡Es el comandante de los milagros!", clamó ayer el vicepresidente Nicolás Maduro para animar a las huestes oficialistas.
Las recaídas de Chávez son tratadas por el oficialismo con un tono místico. "Estamos trabajando sobre el escenario de su recuperación, con absoluta lealtad, concentrados en oración y fe en el mejor tratamiento del mundo, para que el comandante se juramente el 10 de enero", insistió el nuevo hombre fuerte del país.
Anoche se especulaba con que iba a hacerse público un nuevo parte de salud, ausencia informativa que coincide con momentos de gravedad del paciente, como el lunes pasado. Se mantenía, por lo tanto, la "condición general de estabilidad".
El equipo médico habría contenido la infección, "una de las secuelas que se presentan con mayor frecuencia en pacientes sometidos a cirugías complicadas". El secreto de Estado impuesto por el propio Chávez sobre su enfermedad impide que se conozca qué intervención quirúrgica se le realizó, así como el tipo de cáncer que sufre y los órganos que están afectados.
Pero las noticias oficiales llegan siempre con horas de retraso. De adelantarlas se encarga el famoso periodista Nelson Bocaranda, que ayer reveló que Chávez habría sufrido una tercera recaída y que necesitó pasar otra vez por el quirófano para una revisión. "Mesa médica en Cuba analizando el estado del presidente y otra posible operación. Incluye médicos de Venezuela, Brasil y España", lanzó a las redes sociales.
Especialistas conocedores del estado de salud del presidente confirmaron a LA NACION la gravedad actual del enfermo. Chávez fue operado el lunes de la semana pasada durante más de seis horas y sufrió una hemorragia en la misma noche de la intervención.
Posteriormente inició una lenta recuperación, que lo llevó a "estar consciente y dar instrucciones", según Jorge Arreaza, ministro de Ciencia y yerno del enfermo. Horas después sobrevino la infección respiratoria, también resuelta. Los médicos se estarían enfrentando ahora a una tercera complicación.
El misterio y oscurantismo en torno al líder revolucionario prosigue, pese a las pequeñas ventanas que una vez al día abre el nuevo ministro de Comunicación. Una situación que la oposición venezolana volvió a criticar ayer en boca de David Smolansky, líder juvenil de Voluntad Popular: "Lo de Tito Vilanova [el entrenador] del Barcelona es tratado y difundido con mayor transparencia que la enfermedad de Chávez".
El doble desafío -la lucha por su vida y por alcanzar su toma de posesión en la fecha prevista, 10 de enero- está resultando para Chávez un verdadero calvario. Una situación prevista por el líder bolivariano, que "dejó instrucciones claras", repitió ayer Maduro.
Instrucciones que otros no ven tan claras. Una vez pinchado el globo sonda lanzado por uno de los líderes del PSUV sobre una hipotética toma de posesión en la embajada venezolana de La Habana, fue Diosdado Cabello el que añadió un nuevo escenario. "No se puede someter la decisión de un pueblo a un día, por más que lo diga la Constitución", argumentó ante un grupo de periodistas y a título personal.
"Hay que interpretar las leyes positivamente y que no se puede anteponer la rigidez de una fecha a la voluntad popular", insistió quien preside la Asamblea ante la cual Chávez debería tomar posesión.
El argumento de Cabello sostiene que la Constitución daría la posibilidad de asumir ante el Tribunal Supremo de Justicia, en caso de no hacerlo ante el Parlamento. Una juramentación que, según su particular visión, no tendría fecha.
"A aquellos que están reinterpretando la Constitución estos días, no nos tomen por tontos útiles", resumió María Corina Machado, dirigente opositora.
A 2162 kilómetros de distancia, las hijas de Chávez se mantienen al pie de su cama ajenas a la pelea política de su país.
Una de ellas, María Gabriela, decidió cambiar el avatar de su Twitter tras la última recaída de su padre. La mujer que en alguna ocasión Chávez soñó que podría ser su sucesora, sustituyó una fotografía suya por otra de su padre, 30 años más joven. Una imagen dedicada, con uniforme de gala y sable en mano: "De los bonitos días en que tú nacías viene este teniente".

0 comentarios:

Publicar un comentario