jueves, 3 de enero de 2013

#venezuela 3 CRISIS: CUENTA REGRESIVA


Cuenta regresiva
03.01.2013
02:19 PM

Desde finales del año pasado, incluso durante la campaña que resultó con la última reelección de Chávez, el país estaba recibiendo la advertencia de un grupo de calificados expertos en el área económica sobre la necesidad de aplicar un programa de ajustes ante la destrucción del aparato productivo de la pareja Chávez-Giordani y el mal manejo de las finanzas públicas.

El chavismo simplemente le soltó la mochila Capriles y se la pegó a su campaña. El paquetazo de Capriles decían. Pues, a estas alturas ya está claro que será del lado de la revolución chimba donde tendrán que aplicar el plan capitalista con todos los hierros. Quebraron al país. Esa es la cara económica de la crisis. Nada más y nada menos que una deuda de 220 mil millones de dólares, con un bolívar enfermo y sin respaldo, la mitad del país desempleado o refugiado en la buhonería, sin producción importante de nada, importando hasta caraotas, regalando petróleo a cambio de solidaridad y alcahuetería. Pues, según se dice, alguno de los militares comunistas o la parte civil de la estafa oficialista tendrá que agarrar el micrófono y, seguramente echándole la culpa a la oposición o al imperio, anunciar con cara de yo no fui la devaluación, el aumento de las tarifas eléctricas, el incremento del IVA, la ampliación de la base imponible del ISLR, el Impuesto a las Transacciones Financieras y el incremento en el pago de servicios como el agua y el aseo urbano. Como se sabe, el precio del petróleo a más de 100 dólares por barril no le alcanza a esta máquina del derroche llamada chavismo.

Pero eso es nada. Una cosa lleva a la otra. Luego de las dos elecciones, con el chavismo ratificado ampliamente tanto en el Ejecutivo como en las gobernaciones, comenzó una retahíla de importantes protestas, que ya venían por ahí, del sector laboral, académico y obrero; pero básicamente de las filas chavistas. Reclamaban desde casas hasta sus salidas de los refugios. Pagos de deudas laborales, aumentos y hasta empleos. Nada fácil para un gobierno que se supone es amado por el pueblo, pero que gana elecciones y no se escucha ni un cohete de celebración. Raro. Por eso la leyenda habla de un fraude continuado en las elecciones a partir de un Registro Electoral hinchado con votantes falsos. Algún día todo se sabrá y parece que será más bien pronto. La crisis social, aunque el chavismo no la quiera ver, va pegada a su crisis financiera. El gobierno tendrá que terminar de entregar la Faja del Orinoco a los chinos a cambio de algunos dólares para alargar el desastre. Pero hay más.

La cosa se pone realmente peluda con la enfermedad de Chávez, su campaña electoral prometiendo un gobierno que no podrá ejecutar y anunciando curaciones que al final resultaron falsas, termina siendo un engaño a sus votantes. El clan siempre lo supo. Y ahí revienta el deslave chavista, apenas amarrado por Chávez. Los militares golpistas frente a los civiles comunistas e igualmente golpistas. La oposición en cercana observación y el chavismo tratando de cohesionar una organización que saben explotará en mil pedazos, mientras los cubanos terminan de apoderarse del país.

Así comienza 2013. Y hay cuenta regresiva en los tres escenarios de las crisis.

Twitter: @ejrl

http://www.eluniversal.com/blogs/sobre-la-marcha/130103/cuenta-regresiva#.UOXTkJKC5Ck.twitter

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada