lunes, 21 de enero de 2013

Visita a los Ciber Guerreros en Corea del Norte


  • The Kim Il Sung University e-Library, or as I like to call it, the e-Potemkin Village
Looks great, right? All this activity, all those monitors. Probably 90 desks in the room, all manned, with an identical scene one floor up.

One problem: No one was actually doing anything.  A few scrolled or clicked, but the rest just stared. More disturbing: when our group walked in--a noisy bunch, with media in tow--not one of them looked up from their desks.  Not a head turn, no eye contact, no reaction to stimuli. They might as well have been figurines.  

Of all the stops we made, the e-Potemkin Village was among the more unsettling. We knew nothing about what we were seeing, even as it was in front of us. Were they really students? Did our handlers honestly think we bought it? Did they even care?  Photo op and tour completed, maybe they dismantled the whole set and went home.  

When one of our group went to peek back into the room, a man abruptly closed the door ahead of him and told him to move along.

***

  • La Universidad Kim Il Sung e-Library, o como me gusta llamarlo, la aldea e-Potemkin
Luce muy bien, ¿verdad? Toda esta actividad, todos esos monitores. Probablemente el 90 escritorios en la habitación, todo atendido, con la misma escena un piso más arriba.

Un problema: . Nadie estaba haciendo nada  Algunos desplaza o hace clic, pero el resto se quedó solo. Más preocupante: cuando nuestro grupo entramos en - un grupo ruidoso, con los medios de comunicación en el remolque - ni uno de ellos levantó la vista de sus escritorios.   No es un giro de la cabeza, no hay contacto con los ojos, no reacciona a los estímulos . Bien podrían haber sido figuras.  

De todas las paradas que hicimos, la aldea e-Potemkin fue uno de los más inquietantes.No sabíamos nada de lo que estábamos viendo, incluso cuando estaba en frente de nosotros. ¿Eran realmente los alumnos? Hicieron nuestros manejadores honestamente creo que lo compró? ¿Acaso importa? Foto op y la gira terminó, tal vez desmontado todo el conjunto y se fue a casa.  

Cuando uno de nuestro grupo fue a asomarse a la habitación, el hombre cerró la puerta bruscamente delante de él y le dijo que se mueven a lo largo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada