viernes, 28 de junio de 2013

¿En que se parecen los 5 espias a una ensalada de Coppelia?


La ensalada.




Ese es el nombre con el que popularmente es reconocido, el afiche de los cinco espías cubanos presos en los Estados Unidos de América. El cartel en cuestión, se encuentra colocado en los jardines exteriores de la famosa heladería Coopelia. Está situado en la céntrica esquina de 23 y L, en el Vedado, justo en diagonal con el hotel “Habana Libre”, el antiguo  y famoso Habana Hilton. En esa esquina, comienza precisamente, la Rampa , que es una pendiente que termina en el Malecón habanero.
La ensalada era el plato estrella, de la reconocida heladería de la Habana , inaugurada en 1966, que consistía en cinco bolas de helado de gran medida, colocadas en una fuente de loza. Solía estar formada por cinco  bolas de sabores diferentes, aunque en el pasado era opcional y a gusto del consumidor. Se aderezaba con alguna exquisita crema y se acompañaba con biscochos.
El fin a la injusticia, que proclama el aludido cartel, puede estar relacionado, con  la petición al cese de la mutilación, a la que  son sometidas las actuales ensaladas. Constituidas por cinco pequeñas bolas de helado,  cortadas casi por la mitad, que  sirven las bellas camareras de la heladería. Son preparadas por expertos  en confeccionar  las bolas de helado huecas. Verdaderos peritos en estafar al público. Las ensaladas actuales, se aderezan con algún sirope de poca calidad y se adornan con polvo de galletas de dulce.
Las ensaladas en  tiempos pasados, tenían el precio de $1.50  en pesos cubanos y $1.90 si usted se sentaba, en la planta superior del Coopelia. Hoy valen cinco pesos cada una, en cualquier lugar de la instalación. Son servidas en un pequeño posuelo de plástico y el helado viene con pedazos de hielo y una pésima calidad. Los sabores son de escasa variedad.
La comparación del afiche con  la ensalada, equipara a los cinco espías  de la dictadura, con las cinco bolas del helado, por estar situados en forma circular y  por la redondez  de sus cabezas, como la aludida ensalada  y es una de esas ocurrencias  sardónicas y anecdóticas del cubano, que todo lo tira a bromas.  El afiche situado en la esquina más céntrica del Vedado y en los jardines de Coopelia, está como anunciando el plato fuerte de la heladería.
El nombre dado al afiche, es como la antología del choteo y de la chanza, que puede inscribirse en los anales de la moderna burlesca. Una respuesta muy popular, a la desconsiderada propaganda, agobiante y espantosa, a la que está sometida la indefensa población cubana y una chispeante burla, contra los  perniciosos gobernantes de Cuba.
Adjunto foto del cartel en cuestión.



Héctor Julio Cedeño Negrín
Periodista Independiente de Cuba.
Ciudad de la Habana

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada