martes, 6 de agosto de 2013

#Carromero dice haber recibido amenazas de muerte en #España

Carromero dice haber recibido amenazas de muerte en España

1375626545_1
En sus primeras declaraciones a un medio radiofónico tras su regreso a España, Ángel Carromero ha señalado que hasta hoy ha pasado “momentos muy duros” y ha querido pedir a la gente que tenga en cuenta que todo lo que le sucedió pasó “a un joven de 26 años que para nada estaba preparado para toda la sucesión de hechos”. El joven afirma que lo que “claramente ocurrió”el 22 de julio del 2012 es que un coche impactó con el que viajaba él junto a Payá, Modig y Cerpero. “Íbamos en dirección a Santiago de Cuba, a Oswaldo le seguían siempre, no era algo particular lo que pasó ese día, ya llevábamos tres días en la Isla cuando sucedió el accidente y nos habían seguido desde que llegamos”. El político señala además que desde que regresó a España en enero ha recibido amenazas de muerte y anónimos.
Asegura Carromero que durante todo el trayecto ese día fueron perseguidos por tres coches distintos:
Recuerdo además, y es que es espeluznante, sentirse seguido por un coche, no saber qué hacer y recuerdo perfectamente lo que son esos momentos de hostigamiento, ese momento en el que ves, a través del retrovisor, a los ocupantes del coche que están siguiéndote y sabes claramente que tienes que hacer lo mejor de ti mismo para seguir adelante. Me acuerdo que en aquel momen
to Oswaldo estaba tranquilo, solo me dijo que siguiera como si nada, que no les diéramos motivos para que nos pararan y así lo hicimos. Lamentablemente, nos impactaron y perdí el control del vehículo.
El joven agrega que no iban a una velocidad excesiva:
No íbamos a mucha velocidad. Quien haya ido a Cuba sabe cuál es el estado de las carreteras conforme te acercas a Santiago de Cuba. No son carreteras practicables. Yo entiendo que alguien pueda decir que íbamos a mucha velocidad si fuera una M-30, una carretera nacional, pero es que el estado de esas carreteras hace que sea físicamente imposible. Son carreteras no con baches sino casi agujeros. Por esas carreteras circulan carromatos con caballos, animales, estamos hablando de carreteras que pueden ser como las de los años 20 en la España profunda, en las que aunque quisieras acelerar o ir rápido físicamente sería imposible.
Sobre la versión oficial del accidente que insiste en el impacto del coche contra un árbol, el joven Carromero afirma lo siguiente:
Esa es la versión oficial pero me hace mucha gracia, ese árbol, cómo sería de enclenque que ellos llaman mata, y que tiene como 15 cm de diámetro. Ese árbol ni se tuerce ni se dobla, ni se cae. Si fue un impacto tan brutal como el que dicen que pasó, yo, hablando con la lógica en la mano, creo que el árbol tendría que haber sufrido algún tipo de daño, por lo menos.
El joven tampoco recuerda exactamente el momento en el que perdió la conciencia:
No sé exactamente en qué momento pierdo la conciencia, la pierdo en un momento de impacto, no recuerdo exactamente, pero sí sé que la recobro y no tengo nada físicamente. De hecho, a mí me meten en una camioneta con puerta corredera. Los que están allí saben que vale que haya coches vale, que haya coches nuevos con puerta corredera ya es extraño. Y es que además es la misma puerta corredera del coche que me lleva al juicio, entonces… me sacan del coche andando perfectamente sin ningún tipo de corte en la cara ni en el cuerpo y me introducen en esa furgoneta y yo lo primero que hago es decir que quiénes sois, qué ha pasado y qué nos habéis hecho.
Carromero recuerda también su traslado al hospital y lo que sucedió en ese momento:
Soy el primero que llevan al hospital. Curiosamente en el juicio dicen que no saben quién me lleva, o sea me lleva un coche con puerta corredera, eso en Cuba no es que haya muchos, pero nadie sabe quién me llevó al hospital y yo recupero la conciencia allí. Lo primero que ocurre es que tengo a una oficial militar al lado y me empieza a tomar declaración, no sé si hice bien o mal, pero le conté lo que había pasado, que nos habían impactado y de hecho firmé esa declaración. La militar se fue y entonces es cuando empiezo a preguntar a las enfermeras que estaban circulando. A mi la lógica me dice que si yo estoy bien y soy el primero que ha llegado aquí. porque estoy solo, el resto estará bien. En todo momento me hablaban de cuatro personas, al rato, cuando vuelvo a preguntar, me hablan de tres y luego ya estaban hablando de dos.
En el transcurso de la entrevista el joven lamenta la politización del caso en España:
Pena que todo esto se ha ido politizando. Se ha mezclado el odio que nos han tenido y la impotencia de darse cuenta de que yo era testigo de algo que una dictadura comunista, muy banalizada en España, ha sido capaz de hacer. Yo era uno de los testigos y por eso se me ha sometido a una presión inaguantable.
 http://joanantoniguerrero.net/carromero-dice-haber-recibido-amenazas-de-muerte-en-espana/

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada