domingo, 18 de agosto de 2013

El truco del terrorismo contra #cuba de la propaganda de Castro

.. resulta tan simple que lo extraño es que engañe a tanta gente.

Resumidamente, cuando Castro era joven las cosas se resolvían a tiros. Florecían las guerrillas y los movimientos paramilitares, no solo en países tercermundistas africanos o latinoamericanos. también en Europa, países como Irlanda, España, Italia, Francia o Alemania contaban con sus correspondientes grupos mas o menos especializados en tiros en la nuca, secuestros y coches bomba. En Medio Oriente y Asia sucedía lo mismo. Desde Argelia hasta Viet Nam sonaban los disparos y los países cambiaban de mano con golpes de estado muy violentos que se atenían antes que nada a los hechos consumados . En décadas anteriores, cuando Castro era niño, los disparos y los bombazos de los partisanos y de la resistencia anti nazi sonaron también por toda la Europa ocupada. Sin embargo resulta anacrónico acusar de terrorismo a estas personas, como resulta anacrónico acusar a los romanos de haber hecho limpieza étnica a los celtas. Simplemente el concepto no existía. Y todo el que podía cortar un cuello lo cortaba, sin el mas mínimo remordimiento, porque era la única forma que había de ganar. Y de eso se trataba, mas que nada.

Castro, hijo de su tiempo y de sus circunstancias,  llego al poder por la vía de las armas, a tiro limpio, a bomba limpia. El  Movimiento 26 de Julio, por orden suya,  tuvo el triste honor de ser uno de los primeros de usar el secuestro aéreo, derribando en el intento un  Viscount de cuatro turbo hélices de Cubana de Aviación, sobre  la Bahía de Nipe (para regocijo de los tiburones locales que se dieron el atracón de su vida) en noviembre de 1958, provocando la muerte de casi todo el pasaje y la tripulación. Castro tampoco tuvo reparos en secuestrar, dar tiros en la nuca, usar a adolescentes para repartir bombas o panfletos, con resultado de muerte en algunos casos, bombardear ciudades, descarrilar trenes y hacer todo lo que fuera necesario para ganar la guerra contra Batista. Y una vez llegado al poder, no se corto ni un pelo en fusilar luego de juicios sin garantías a los enemigos que logro capturar, arrasar el Escambray hasta exterminar al ultimo de los alzados contra su régimen (muchos ex compañeros suyos de la Sierra Maestra)  y trasladar forzosamente a los campesinos de la zona a la otra punta del país para evitar que les ayudaran. Castro, como los romanos, hizo todo lo que necesito para ganar la guerra y jamas ha pedido por ello disculpas a las muchísimas victimas de sus acciones sanguinarias.

Sin embargo hay un justificante. De aquella había una cosa muy bonita que se llamaba "DERECHO A LA REBELION" que no explico largamente (para eso esta el enlace) y que fue la base de todas las revoluciones (la francesa, la americana, la rusa y hasta la cubana) y que venia a sugerir que ¡¡¡ Si no te gusta.. liate a tiros!! o a piedras, o a puñaladas o a lo que tengas mas a mano. Obviamente el método dejaba mucho que desear, pero era mano de santo para resolver a las bravas una serie de situaciones que no podían resolverse por las buenas. Eliminar a un tirano por ejemplo, en tiempo récord.  Si no que se lo pregunten a la familia de Luis XVI o a la del Zar de Rusia, que perdieron la dinastía, la cabeza y el poder, justo por esa vía bruta pero efectivísima, de matar al perro para acabar con el brote de rabia.

La mayoría de la gente no sabe que la ONU no vino a decir que:
"..los actos criminales encaminados o calculados para provocar un estado de terror en el público general, un grupo de personas o personas particulares para propósitos políticos son injustificables en cualquier circunstancia, cualesquiera que sean las consideraciones políticas, filosóficas, ideológicas, raciales, étnicas, religiosas o de cualquier otra naturaleza que puedan ser invocadas para justificarlos.."
hasta 17 de diciembre de 1996 (ayer como quien dice) en su resolución  51/210, «Medidas para eliminar el terrorismo internacional», adoptada en la 88ª Asamblea Plenaria.

Lease que si antes de esto, la cosa era de sálvese quien pueda y que gane el mejor... después de esto, tales practicas empezaron a verse como cosas de mal gusto y políticamente muy incorrectas. En 1998, gracias al Estatuto de Roma, se fundo la Corte Penal Internacional ,en la Haya, encargada de juzgar duramente a los que no captaron con suficiente rapidez el mensaje de que andar matando a gente troche y moche es malo, a los rezagados de décadas anteriores y violentas, como algunos cabecillas africanos y yugoslavos, solo por poner algunos ejemplos. El terrorismo es un delito gravisimo, ahora mismo, en casi todo el mundo.

Este tribunal llego tarde para juzgar a Ernesto "Che" Guevara, que admitió publica y descaradamente su gusto por hacerle sangre a sus contrarios nada  menos que en la ONU, y salio por su propio pie de ese salón, sin que nadie lo molestara



http://youtu.be/HqAvuiyzz5k

Si hubiera dicho esto ahora mismo, habría acabado como Milosevich, celda con celda, acusado genocidio o de algo de eso. Pero así es la vida, en el 64, aunque muchos le tuvieran ganas, no había quien frenara legalmente a este señor. La buena noticia es que, como el que a hierro mata a hierro muere, el Guevara que tanto fusilo, acabo fusilado el también, y sin juicio, en una sucia choza boliviana, y luego se paso varios lustros, enterrado bajo una pista de aviación como si fuera un animal, hasta que su presunto cadáver fue llevado a la isla que promovió y financio su alocada carrera hacia la muerte propia y de muchos otros. Quizás el tribunal del Karma se adelanto a los tribunales humanos y lo puso en su sitio a este asesino adicto.

Paradójica mente, a Castro que llego al poder mediante el uso extremo e indiscriminado de la violencia bruta dentro de la misma Cuba,  y que se puso morado de financiar y armar guerrillas por medio mundo, este pacifismo moderno, a toda costa,  le vino mas que bien, porque llego cuando el ya estaba bien instalado en el poder, y de hecho CIERRA LA PUERTA a  que le hagan a el lo mismo que el le hizo a Batista. Que le monten una guerra. Los disidentes cubanos son (tienen que serlo) pacifistas hasta la bobería e insulta el sentido común y el instinto mas básico de su propia supervivencia personal. Castro les da palos diariamente, pero si respondieran montando una guerrilla y empezaran a asesinar esbirros , recibirían una condena internacional unánime. No están bien vistas esas cosas ahora mismo. Si bien se puede mirar hacia otro lado con los levantamientos populares, mas o menos espontáneos, lo de hacer guerrillas y poner bombas en las estaciones de policía, si que no tiene futuro, sobre todo si nadie te da armas. A Castro si que le vendieron armas en los EEUU, y en todas partes, cuando se alzo, en los años 50 y antes de eso se financio tranquilamente, a cara descubierta.

Fidel Castro en New York junto a Juan Manuel Márquez el 28 de octubre de 1955 recogiendo dólares

Adicional mente,  A TORO PASADO, Castro acusa de terroristas, a sus contemporáneos y reescribe la historia en beneficio propio . A los alzados del Escambray, a los expedicionarios de Bahía de Cochinos (Playa Giron) , a los conspiradores de todo pelaje dentro y fuera de la isla en los 60 y 70. Que hicieron LO MISMO QUE EL , menos que el (porque nunca tuvieron todo un estado a su servicio), cuando EL MISMO LO HACIA, y cuando hacerlo era algo que se hacia normalmente y nadie decía nada, (como nadie detuvo a Guevara, después de confesar ante el mundo que el si mataba gente) los acusa de terroristas

Como la izquierda siempre tuvo en las matemáticas su asignatura pendiente, la propaganda Castrista habla de Girón, El Escambray etc como si hubieran sido LA SEMANA PASADA, y ya puesto, en un increíble giro de la gramática, acusa de "terrorismo" a los actuales disidentes, que en su mayoría ni siquiera habían nacido en los 60 cuando el libro sus refriegas contra sus enemigos, por hacer cosas como escribir un blog, marchar pacíficamente por la calle o reclamar que en Cuba se respeten los derechos humanos.

Castro que solo cumplió unos 3 años de cárcel y en buenas condiciones, por asaltar un cuartel en el oriente de la isla y provocar una masacre, condena por terrorismo y propaganda enemiga (la enemiga parece ser la Carta de Derechos Humanos que es delito portar en Cuba) a décadas de prisión a cualquiera que se le enfrente en Cuba. O los mata directamente, en accidentes o enfermedades que nunca quedan claras.

Y todavía se da el lujo de acusar de terrorismo a otros.






0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada