martes, 24 de diciembre de 2013

#Honduras Manuel Zelaya agente de EE.UU

MANUEL ZELAYA AGENTE DE USA

Es poco conocida la colaboración del ex-presidente Manuel Zelaya con los servicios de Inteligencia norteamericanos y de los cuales ha recibido importantes sumas de dinero.( En la foto: Zelaya y el embajador Hugo Lloréns, abrazados)

Días antes de ser removido del poder, el 28 de junio del 2009, el presidente hondureño Manuel Zelaya desempeñó el papel de agente de EEUU ante la Alianza Bolivariana para Las Américas (ALBA) dirigida por el entonces dictador venezolano Hugo Chávez.

De los cables del Departamento de Estado publicados por Wikileaks, en el Cable # 210866, clasificado como confidencial y con fecha 23 de junio de 2009, (publicado por El País de España), la embajada de EEUU en Tegucigalpa se refiere al borrador aprobado en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se celebró el 2 y 3 de junio del 2009 en San Pedro Sula (Honduras), como “nuestro texto”.
A petición del Departamento de Estado, éste fue presentado por Zelaya, quien logró el apoyo de Fidel Castro, Chávez y demás dirigentes del Alba, sin que estos dictadores sospecharan siquiera el origen del texto.

Quien entregó el texto personalmente a Zelaya, fue el entonces embajador de EEUU en Honduras, el cubano-americano Hugo Llorens, su viejo amigo y socio de negocios mucho antes de que fuera nombrado embajador, cuando Manuel Zelaya años antes era el gerente del Fondo Hondureño de Inversión Social (FHIS). Durante ese periodo, empresas representadas por Hugo Llorens fueron beneficiadas con millonarios contratos de consultoría, concedidos sin licitación.

Zelaya aceptó colaborar con los servicios de Inteligencia de EEUU con la ÚNICA condición de que su interlocutor fuera su ex-socio, el embajador Llorens.

Aunque Zelaya empezó a “militar” en el bando de Hugo Chávez, Daniel Ortega, Rafael Correa y Evo Morales, siguió manteniendo sus vínculos y cada vez más comprometida su colaboración con EEUU: En el cable número 210866 del 23 de Junio del 2009 (arriba mencionado) se relatan los detalles de la cumbre de la OEA celebrada el 2 y 3 de junio del 2009 en San pedro Sula (Honduras). En este cable EEUU elogia el trabajo de Zelaya que informa de sus dificultades para convencer a sus nuevos socios a los que amenazó con su retirada de la Alianza.

En su colaboración con EEUU, Zelaya, por orden del Dpto. de Estado telefoneó al dictador Fidel Castro para que diera su bendición al texto; El viejo tirano lo dió, y eso permitió que los demás países aceptaran el texto íntegro redactado por Estados Unidos…

El trabajo de Zelaya fue calificado de “excelente y muy positivo” en un Análisis de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) divulgado por Wikileaks.

El jueves 30 de julio del 2009 Zelaya se reúne en Nicaragua con el embajador Hugo Llorens. El encuentro se produjo en la embajada de Honduras en Managua y aunque la declaración “oficial” de la reunión informó que había emisarios de EEUU y entre ellos estaba el Embajador Hugo Llorens, la realidad es que era éste el único norteamericano en la reunión; ni siquiera al entonces embajador de EEUU en Nicaragua, Robert Callahan se le permitió estar presente.

No tiene precedente una actuación diplomática semejante: Protocolarmente, si el Dpto. de Estado tenía algún “mensaje” para el depuesto Zelaya, correspondía al embajador de EEUU en el país ser el mensajero. Esta actuación motivó la renuncia del embajador Callahan.

Lo que no sabía el embajador Callahan era la verdadera misión del embajador Llorens (recuerden que era el único interlocutor que aceptaba Zelaya para colaborar como agente de EEU).

Los únicos medios de prensa a los que se les permitió, y solo unos minutos, “cubrir” la reunión, fue al canal 4 de TV y a la emisora Nueva Radio Ya, ambos fieles y afines al dictador sandinista Daniel Ortega.

La ex-canciller del gobierno de Manuel Zelaya, Patricia Rodas, declaró a la multi-estatal Telesur que la reunión “no cambiaba el panorama político”, que había sido prácticamente una pérdida de tiempo. ¿Para qué fue entonces el embajador Llorens a reunirse con Zelaya?  Para entregarle una fuerte suma de dinero como pago por sus servicios a los EEUU.

De alguna manera Chávez supo de esa entrega de dinero, pero no tenía una prueba material para demostrarlo y acusar a Zelaya de agente del imperialismo norteamericano; ello resultaría problemático. Pero Chávez quedó convencido de la traición de Zelaya. Fue por eso que el cargo que le había ofrecido públicamente de coordinador político de Petrocaribe, con un sueldo de 20 mil dólares mensuales, quedó bloqueado.

A su llegada a República Dominicana, Zelaya acusó a Chávez de no haberle pagado nada de lo prometido: “Chávez me dio un cargo, pero hasta ahora no me ha pagado nada” –declaró el ex-mandatario al diario La Jornada de Méjico.

Luego que Zelaya declarara al periódico La Jornada de Méjico que los dominicanos se estaban encargando de su manutención, la opinión pública dominicana preguntó al gobierno quién pagaba por la estadía de Zelaya y los miembros de su comitiva. En realidad era el gobierno de EEUU quien pagaba por la estadía de Zelaya y su séquito en República Dominicana. (Tomado del excelente Blog Libertadores 2013)

http://www.nuevoaccion.com/

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada