miércoles, 4 de diciembre de 2013

@unicef_es #UNICEF Niña de tres años Arleidis apedrada por un policía en #Cuba


El oficial de la Policía Técnica de Investigaciones (PTI) Ricardo Zayas Padrón apedreó en pleno rostro a la niña de tres años Arleidis Bernada Águila, causándole graves lesiones maxilofaciales y un severo trauma psicológico.

 Los hechos ocurrieron recientemente en el pequeño pueblo de Najasa, ubicado a unos 50 kilómetros de la ciudad de Camagüey, hacia el este de la isla.La brutal agresión fue el peor desenlace que pudo ocurrir, derivado de un problema doméstico.

Además de oficial de investigaciones del Ministerio del Interior, Zayas Padrón es albañil. Había hecho un trabajo con los cimientos de la vivienda de la niña, un trabajo sin cobrar, ya sea por mal entendido o por mala acción del operario.
Su manera de reclamar fue apedrear una pequeña vivienda con cinco niñas dentro, más el matrimonio, formado por  Bárbaro Bernada Álvarez y Yamilé Águila, residentes en calle Río Blanco, Reparto Héctor Martí, municipio de Najasa.  En el ataque, la niña se llevó la peor parte.
A día de hoy, el agresor está libre y sin pronósticos de que se realice alguna acción jurídica, según pudo confirmar esta Redacción a través del periodista independiente Fernando Vázquez Guerra, radicado en la cabecera provincial, quien ha tenido acceso al abuelo de la criatura.A la niña hubo que intervenirla quirúrgicamente de urgencia por el traumatismo facial.
Le han quedado secuelas estéticas de deformidad de un tercio medio facial, y secuelas funcionales por obstrucción nasal.
El diagnóstico, según certificado médico, es de fractura del tercio medio facial.
El terrible escenario lo dio a conocer el abuelo de la niña, Antonio Eiris Sobrino, quien además comunicó que el jefe de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) de Najasa, el capitán Enrique Costilla Guerra, protege al agresor.
Este último ha dicho abiertamente que el oficial Ricardo Zayas no será enviado a los tribunales, pues el motivo de la agresión fue una deuda monetaria con el padre de la niña.
Explica también el abuelo que, al entregar las pruebas para que fueran publicadas, recibió amenazas de la Seguridad del Estado.
Los pequeños pueblos de Cuba sufren, además de la miseria material, extrema impunidad cuando ocurren hechos de sangre.
El periodista Fernando Vázquez Guerra forma parte de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios, una agencia creada para ejercer la denuncia, no solo en municipios, sino también en localidades perdidas u olvidadas de la geografía nacional.
El denominado Periodismo Ciudadano está actuando también en la isla.
 
Fuente : Cubanet.org
 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada