viernes, 28 de febrero de 2014

Enrique Aristeguieta Gramcko SE DIRIGE A #VENEZUELA




  http://youtu.be/nDcIjdYQ0BQ

Enrique Aristeguieta Gramcko (Puerto Cabello, 07 de mayo de 1933) es un abogado y político venezolano. Fue miembro de la Junta Patriótica,1 la cual logró deponer al dictador Marcos Pérez Jiménez el 23 de enero de 1958. Preside el movimiento de opinión Venezuela Soberana.

Transcripción

 En nombre de "Venezuela Soberana" y en el mio propio, quiero dirigirme al pueblo venezolano, para formular el siguiente planteamiento:

Nuestra patria esta viviendo uno de los momentos mas tristes y oscuros de toda su historia. Hemos tenido en el pasado muchos regimenes dictatoriales, pero ninguno tan destructivo y maligno como el de Nicolas Maduro. Nunca antes un mandatario venezolano, había sido tan servil a un país extranjero, como lo es Nicolás Maduro con Cuba.

La rebelión pacifica que estamos viendo en todas las ciudades de nuestro país, es la reacción natural de un pueblo que ha sido maltratado y humillado de la manera mas vil, y que se niega a ser sometido por el garrote cubano. En respuesta, el régimen ha desatado una represión como jamas se había visto. Ni Castro, ni Gómez, ni Pérez Jiménez, ni ningún otro dictador en el pasado, se había atrevido a disparar a quemaropa contra jovencitas desarmadas. Realmente parece que Nicolás Maduro no es venezolano. Siente odio por nuestra patria. Utiliza a la Guardia Nacional, como una milicia asesina, al estilo de las S.A . hitleristas, para aplastar a un pueblo pacifico, que solo pide seguridad, alimentos, vivienda, empleo y tranquilidad. Y cual Nerón tropical, baila, mientras son enterradas sus victimas inocentes.
Antes de los acontecimientos sangrientos del pasado 12 de Febrero, Día de la Juventud, diversos sectores del país, pedían solamente el cese de la represión, el desarme de los grupos violentos, y un cambio de rumbo de la economía. Pero luego de lo que ha ocurrido en estos días, luego de la embestida cruel y despiadada contra los estudiantes, luego de los muertos, heridos, torturados y detenidos, luego de ver el ensañamiento de grupos paramilitares y guardias nacionales contra gente indefensa, luego de ver aviones de guerra y tanques artillados, amedrentando nuestras ciudades, ya no podemos conformarnos con esas peticiones.

Este demostrado que el llamado gobierno, no esta en capacidad de resolver la crisis política, social y económica que vive el país. Por el contrario, lo que ha quedado evidenciado, en estos días, es que ese presunto gobierno es la principal causa de la crisis. Y por lo tanto, todos los venezolanos tenemos el deber constitucional, y el derecho moral, de exigir la separación de Nicolás Maduro del cargo que ocupa, y junto con el, el vicepresidente y todo el tren ejecutivo.

Quizás haya quienes sientan temor de que Maduro se vaya. Piensan que si lo hace, entonces vendrá alguien peor. Pero no se trata de sustituir una dictadura por otra, sino de cumplir la constitución, que es muy clara al respecto. El articulo 233 establece que: "Si la falta absoluta del Presidente de la República se produce durante los primeros cuatro años del Periodo Constitucional, se procederá a una nueva elección, universal, directa y secreta.."

Por supuesto, antes debe producir una transición, que sirva para depurar todos los poderes públicos, y en especial el poder electoral, para que sea posible realizar unos comicios libres y transparentes, distintos a los que se han llevado a cabo durante los últimos años.

Quiero transmitirles un mensaje de confianza y de esperanza, sobre todo a los mas jóvenes, cuya gesta heroica, con su enorme saldo de muertos, heridos, torturados y detenidos, supera con creces, todas las protestas juveniles anteriores. Dios me ha dado una larga vida, y eso me ha permitido presenciar, muchos cambios de gobierno, tanto en Venezuela como en otros países, y quiero decirles que no tengan miedo, confíen en la vocación pacifica y democrática de nuestro pueblo. Tenemos todas las herramientas jurídicas, intelectuales y técnicas para rescatar la Democracia e iniciar un proceso de reconstrucción nacional que le tocara desarrollar a ustedes.

Igualmente, quiero dirigirme a los militares, a los que creo conocer bastante bien, ya que soy egresado del Instituto de Altos Estudios de la Defensa Nacional, curso no 2. Ustedes también están obligados por el articulo 350 de la Constitución, a desconocer autoridades y leyes, que contraríen los valores democráticos y menoscaben los Derechos Humanos. El articulo 328 los obliga a no tener militancia partidista y a defender nuestra soberanía, que esta amenazada por la injerencia cubana. Y el articulo 333, que nos ordena a todos los ciudadanos, y a ustedes en especial, a restablecer la vigencia de la Constitución, que como nos consta a todos, ha sido violada en mas de 180 artículos. No se presten a defender a un régimen ilegitimo, usurpador, totalitario y subordinado a Cuba. La obediencia debida no cabe cuando se ordena violar los derechos humanos, la Constitución y las leyes. Allí procede la desobediencia debida. No olviden la frase de Bolívar "Maldito el soldado que vuelva las armas de la República contra su pueblo"


Finalmente me dirijo a todos los familiares de las victimas de la represión, para hacerles llegar mis mas sinceras palabras de consuelo, condolencia y solidaridad. Aunque su perdida es dolorosa e irreparable, sus hijos y hermanos serán recordados como los mártires de la democracia. Sigamos luchando sin desfallecer. Espero vivir lo suficiente para ver recaer sobre los asesinos, todo el peso de la justicia nacional e internacional, y para presenciar un merecido cambio en nuestro país, que nos traiga a todos paz, justicia, desarrollo. No olvidemos que Dios concede la victoria a la constancia.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada