viernes, 7 de febrero de 2014

La estafa del programa "Más Médicos" en #brasil sale a la luz


Médica cubana pidió asilo en Brasil tras denunciar la estafa del programa "Más Médicos"


Venezuela y Brasil tienen acuerdos con la dictadura para recibir profesionales, que atienden en áreas rurales. Una doctora pidió asilo al gobierno de Dilma tras comprobar que de los R$10.000 prometidos sólo recibe R$900


La dictadura de los hermanos Castro siempre descubre "negocios" para obtener dólares que financien la paupérrima economía de la isla. El programa Más médicos es uno de ellos. Este proyecto consiste en acuerdos en los que el gobierno cubano se compromete a enviar médicos que cubran la atención básica de áreas rurales.

Hugo Chávez fue el "primer cliente" de este sistema y, en agosto de 2013, la presidente de Brasil, Dilma Rousseff, anunció la firma del convenio con los Castro para recibir doctores cubanos.

La médica cubana Ramona Matos Rodríguez se presentó ante el Congreso de Brasil y solicitó asilo para no volver a la isla. La decisión se fundamenta en el incumplimiento de las condiciones que el programa presenta para los candidatos que se inscriben en Cuba.

La doctora Matos Rodríguez explicó que cuando se anotó en el programa, el gobierno de los Castro le prometió una paga de u$s1000 al mes, que se concreta con u$s400 en el lugar de trabajo, en este caso Brasil, y los u$s600 restantes quedan en Cuba y se podrán usar cuando el médico regrese a la isla.

La profesional explicó que el gobierno brasileño tiene un compromiso de pago de R$10.000 mensuales (unos u$s4.000) por cada médico cubano que trabaja en el país. Ese monto se le paga a la dictadura, pero el profesional sólo recibe R$900 al mes.

En declaraciones a Martinoticias.com, la especialista en Medicina Integral destacó que los médicos de otros países "cobran R$10.000, hay otros que cobran R$15.000, dependiendo del lugar donde estén".

La doctora Matos Rodríguez fue recibida por diputados del Partido Demócrata (DEM) en el Congreso, y en rueda de prensa aseguró que presentará una solicitud de asilo para no tener que regresar a su país y permanecer en Brasil.

"Me sentí engañada, muy mal. Me quedé pensando cómo hacer para salir del programa", declaró la médica de 51 años, tras denunciar que recibe apenas un 10% de lo que el gobierno castrista le cobra a la Administración de Dilma Rousseff.

Más de 7.000 médicos cubanos están anotados en el plan que los Castro implementaron como una manera de "exportar" el talento, pero siempre bajo la administración central y, según se desprende de las denuncias, con muy poco beneficio para los profesionales y con grandes resultados para el Gobierno.

La médica teme por su familia que permanece en Cuba, pero ha ratificado se refugiará en el Congreso brasileño hasta que su solicitud de asilo sea aprobada. El ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, le advirtió que al salirse de la delegación, perderá su visa de permanencia en Brasil, si bien puede prolongar su estadía como turista. La renuncia formal al programa cubano todavía no fue presentada, según la agencia de noticias AP.

Dilma Rousseff y Raúl Castro

El programa "Más Médicos" aspira a llevar, hasta marzo, a 13.000 profesionales a atender brasileños en áreas que carecen de servicio de salud. La mayor parte de los galenos participantes del plan son cubanos, algo que fue resistido por los profesionales brasileños. Aun así, en términos generales, la delegación fue recibida positivamente en la mayoría de la población. Dirigentes del DEM criticaron, sin embargo, que se trata de una acción de propaganda del Gobierno, que no resuelve los problemas de salud de Brasil.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada