miércoles, 6 de marzo de 2013

#venezuela Miraflores acorralado


MIRAFLORES SE SINTIÓ ACORRALADO




 Angélica Mora
Apuntes de una Periodista
Maule- Chile

Murió Hugo Chávez Frías.
Por lo menos el anuncio lo acaban de hacer desde Miraflores. Para algunos analistas, yo incluida, el Presidente murió el 30 de diciembre del año pasado.

El resto del Ejecutivo tuvo dos meses para preparar el terreno, suavizar asperezas entre los  chavistas e imponer psicológicamente la figura de Nicolás Maduro como el sucesor de la  Dinastía.

Y si nó qué hacía Massimo Signoracci  "el embalsamador de los Papas", a fines de enero en Cuba?

Cuando se asienten las arenas del Tiempo, quedarán como leyendas las múltiples escaramuzas puestas en escena por los gobiernos de Venezuela y Cuba para ocultar los detalles de la enfermedad de Hugo Chávez. Quedarán, para analizarlas en la historia, las maniobras ocultas de llevarlo y traerlo de un país a otro, las mentiras sobre su estado de salud, las fotoshop, los mensajes y los saludos a todo el mundo para hacer creer que todavía mandaba y era el Hombre Fuerte, de antes de que lo atacara cáncer.

Habrán sido esfuerzos que pudieran haber motivado simpatía y piedad si no hubieran sido tan burdos y poco inteligentes.

Chávez, que se había constituido en el Delfín y heredero del liderazgo regional dejado por Fidel Castro y estuvo en el poder desde 1999, sufría problemas respiratorios, que se habían agudizado con los días.

Pese a estos despachos, ninguno directamente de una entidad médica, importantes funcionarios de Miraflores mantenían que Chávez seguía al mando del país y acusaban a la oposición de estar detrás de rumores que buscarían desestabilizar el país.

Villegas llegó a decir que "laboratorios extranjeros" y la "derecha venezolana" desplegaba una "guerra psicológica" para "generar escenarios de violencia como pretexto para una intervención extranjera". Pero, quizás la declaración del vicepresidente Nicolás Maduro fue la más kafkiana de todas y la más trágicamente absurda y lastimosa: Maduro denunció públicamente "a los enemigos del Presidente de “inocularle” el cáncer que sufrió".
Precisó, sin pruebas, la teoría de la 'conspiración' para distraer a la opinión pública señalando: “No tenemos ninguna duda que el comandante Chávez fue atacado con esta enfermedad. Tal como ocurrió con Yasir Arafat (…) “Ya tenemos bastantes pistas sobre este tema y en su momento llegará la investigación”.

Pero es ahora en que realmente comienza el show de los chavistas sin su líder.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada