sábado, 20 de abril de 2013

Carta a Henríquez Capriles Radonsky


(opinión particular de una venezolana, publicado para intercambiar opiniones)

Volvimos a confiar en ti y te volviste a burlar del pueblo, las buenas intenciones no bastan para ser líder; las acciones son las que hablan por sí solas. Desde el mismo momento que nos ataste de manos y pie con tu postura de “no haremos la marcha, porque nos van a masacrar” te caíste y, no porque los venezolanos queremos sangre sino, porque el abusador existe mientras el abusado se lo permita. Que vivimos en otros tiempos es verdad, pero las dictaduras son siempre iguales y sabemos que esta Dictadura no es Nacional sino cubana. ¿Pretendes que en seis meses esto se caiga? Te tengo una noticia, los cubanos en el exilio tienen 54 años esperando lo mismo. Si crees que después de algunos días  de tanta negativa para contarnos, ellos harán las cosas legalmente; eres más crédulo que Blanca Nieves. El pueblo es mayoría opositora, lo demostramos en movilizaciones durante la campaña, nos robaron los votos y dices que “defenderás voto a voto” aterriza compadre que Gandhi se murió. Los rojos sacaron a los diputados del parlamento Nacional, los militares rojos se metieron a nuestras casas, dispararon sin misericordia. El país está en quiebra total, nuestros recursos en manos de los cubanos pero…nosotros tenemos que seguir comiendo flores; amor y paz. Como crees que te respaldemos si tú nos das la espalda. Tenemos derecho a la protesta, no contamos con armas ni con militares, pero contamos con nuestra verdad los votos son nuestros. Estudiantes, obreros, empleados, profesionales, amas de casa estábamos dispuestos a ir contigo donde hubiese que ir; pensando que nos podían matar porque conocemos el carácter asesino del régimen cubano, pero no nos pueden matar a todos alguien quedara y, también se le pondría la cosa difícil al gobierno ilegitimo. Por favor, si no puedes hacer nada más que lanzar pétalos de rosas mientras a los venezolanos nos tiran balas, déjale el puesto a María Corina o a Andrés Velásquez, que sin ser asesinos ni matones tienen más temple de líderes.  Si te limitas a ser líder solo por televisión, te quedas sin pueblo porque tú eres el político pero, nosotros somos el pueblo y somos más. Si estás contando con militares, estás peor que nosotros que contábamos contigo; ellos ya fueron adoctrinados por el régimen de Cuba. Me siento irremediablemente perdida, contigo o sin ti el pueblo pensante y productivo se quedo solo. Cuando nos des nuestro puesto de ciudadanos con derecho (porque ahora no es solo el chavismo quien nos lo quita, sino también tú y tu grupo) cuando dejes el miedo disfrazándote de pacifista, cuando te enfrentes al poder cubano desde las calles junto a nosotros. Te regresare mi respeto, nosotros no somos asesinos ni matones pero…somos ciudadanos de este país y las calles también son nuestras, por lo tanto tenemos derecho a marchar; no nos pueden matar a todos somos millones.  

Concilia Rodríguez Ovalles

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada