lunes, 19 de agosto de 2013

Arrestados varios opositores, que se manifestaron en la calle Monte de la #habana

Arrestados varios opositores, que se manifestaron en la calle Monte.

Suami Hernández Villar, Sarahy Pérez Pedroso y Lewis Reyes Escuza fueron arrestados en la mañana del sábado 17 de agosto de 2013 luego de sostener una protesta pública contra las arbitrariedades de la tiranía.

En la tarde del domingo 18 de agosto de 2013 fueron liberados de los calabozos de la Estación de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) cita en Dragones y Zulueta, en la Ciudad de la Habana, donde habían sido conducidos desde la mañana del sábado.

La protesta pacífica la escenificaron, alrededor de las 11.00 AM del sábado 17, en las inmediaciones de las calles Monte y Suárez en los predios del derruido Hotel Nueva Isla, en el municipio de la Habana Vieja y frente al Parque de la Fraternidad Americana. Este sitio está muy cerca del Capitolio Nacional de la República; el lugar más céntrico y populoso de la Habana.

Los ciudadanos arrestados; trabajadores por cuenta propia y miembros del Frente de Líneas Dura “Orlando Zapata Tamayo” realizaron la protesta, por la represión a la que son sometidos, al no permitirles vender su mercancía, para la que tienen autorizada su licencia.   

La represión fue ejecutada por la represiva policía del régimen, la Seguridad del Estado y los inspectores corruptos de la tiranía. Los trabajadores mencionados, ante el acoso a los que fueron sometidos, desplegaron carteles alusivos y profirieron gritos en  contra de las arbitrariedades de la tiranía y por el respeto de los derechos humanos y de las libertades  ciudadanas.

Durante más de veinte minutos estuvieron protestando en el lugar, ante el asombro de los transeúntes que pasaban y de los pasajeros y tripulantes de los vehículos que transitaban.

La población se aglomeró en el sitio hasta, la llegada de los miembros de la policía ordinaria y de la conocida como la Contra Inteligencia, que los condujeron hasta la Estación de la policía cita en las calles, Dragones y Zulueta.

Hace unos pocos, días habían sido arrestadas, Suami  Hernández Villar y Sarahy Pérez Pedroso y multadas, con $1200 y $250.00 pesos respectivamente. También fue amenazado Lewis Reyes Escuza, esposo de Sarahy por un Oficial de la Seguridad del Estado.

El Oficial le expresó a Lewis Reyes, que podía ser  encarcelado y golpeado, como lo había sido días atrás, cuando participó en otra protesta en el Mercado de Ejido. En esa ocasión fue conducido hacía la 4ta Estación situada en Infanta y Manglar.

El incidente posterior había ocurrido en el Sector de la policía, situado Belascoaín y Cristina en los Cuatro Caminos, adonde donde habían sido conducidos.

Los opositores habían expresado, que si no les permitían vender o no les asignaban un lugar adecuado para realizar su trabajo, escenificarían la protesta pública.

Estas protestas callejeras son temidas sobre manera, por los personeros y los represores de la tiranía, pero el pueblo cubano  desconoce completamente este método.

Para Fidel y Raúl Castro, no hay nada más desconcertante que las protestas callejeras, aunque sea de una sola persona, esto les pone la carne de gallina, que es lo que verdaderamente son. Les abate un nerviosismo por el que incluso, gaguean. Pero en Cuba pocos comprenden el temor que ellos sienten.

Otra cosa que aterra a los tiranos son las octavillas con propaganda contra su tiranía; tanto que fueron capaces de derribar las avionetas de “Hermanos al Rescate”, para que no le diseminaran consignas y propaganda contra su régimen.

Ese fue el verdadero motivo del derribo de las avionetas y no porque quisieran perjudicar los avances de las negociaciones con el gobierno norteamericano para que no les levantaran el embargo, como algunos afirman absurdamente.

No existe nada más aterrador para los tiranos de Cuba (más que la guerra a balazos), que ver caer desde el cielo, papeles con propaganda contra su tiranía. No pegadas en las paredes, porque eso es poco efectivo y se necesita mucha gente para realizarlo. Además hay mucho miedo entre los cubanos.

Siempre lo he dicho, pero nadie me ha apoyado. Las avionetas fueron derribadas y asesinados los cuatro pilotos, para evitar la diseminación de propaganda. Pero ahora existen por ejemplo los drones, que son muy difíciles de detectar por los radares y se pueden utilizar además globos aerostáticos, incluso globos sonda, más simples y baratos.

Estos pueden levantar una pequeña carga, que puede resultar en miles de octavillas anti-castristas. No importa que ellos coloquen  franco tiradores en las azoteas, para derribar los globos. Más rápido se diseminan los papeles al caer desde cierta altura y toparse con las corrientes de aire, que los esparcieran.

Incluso en un tiempo de ventolera, como es la cuaresma, con solo poner un bulto de octavillas en una azotea, es suficiente. El aire circulante las diseminará automáticamente, sin que puedan atrapar a nadie, como autor.

En las ciudades cubanas hay muy buenas condiciones para eso. Ellos tendrán que aceptar la propaganda contraria como algo cotidiano  o revientan corriendo, tras los papeles diseminados por las calles.

Si vieran el corre, corre que forman y las decenas de sus esbirros que movilizan, para recoger esos papeles y quitárselos a las gentes d las manos, para que no los lean. Es para desternillarse de la risa. Cuan imbéciles son.

Los que me leen, que propaguen esto, para ver si nos divertimos un poco, siempre que nos ayuden a implementar la idea. Veremos cómo tiemblan los tiranos, con simples papeles escritos con consignas anti castristas.



Paso una foto de Lewis Reyes, cuando fue golpeado en días pasados, no pude capturar ninguna foto de la protesta del sábado y videos no puedo subir, porque en la SINA, no se permiten.

Héctor Julio Cedeño Negrín
Periodista Independiente de Cuba.

Ciudad de la Habana, lunes 19 de agosto de 2013.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada