viernes, 4 de mayo de 2012

#Venezuela Venezolano "narco-generales" lucha por el control del tráfico de drogas

EMILI J BLASCO

La lucha por el poder abierta en el círculo chavista de Venezuela no es sólo por el control político, sino también por el control del tráfico de drogas, dos esferas que parecen estar íntimamente vinculados entre sí a juzgar por la información cada vez más complejo que recientemente ha salido a la luz. Un informe detallado fue proporcionada por retiro de Venezuela, general Carlos Peñaloza, quien reside en los Estados Unidos.

De acuerdo a Peñaloza la muerte a tiros del general Wilmer Moreno, que tuvo lugar el 19 de abril es "el comienzo de una guerra entre pandillas rivales del narcotráfico". Varios altos oficiales militares involucrados en los narcóticos pertenecían a la camarilla de Chávez durante sus primeros años en el Ejército, y han sido favorecidos por él durante toda su carrera; personas como Moreno, el capitán Luis Aguilarte (también asesinado recientemente), y el ministro del país de Defensa, General Henry Rangel Silva. Su participación en el comercio de drogas ha hecho que algunos de ellos participan en las bandas de narcotraficantes rivales.

Apure, Táchira, Carabobo
Durante mucho tiempo el negocio de la droga local fue dominado por Walid Makled, un civil que estaba protegido por los gobernadores militares que él sirvió. Entre 2000 y 2006, Makled ha establecido una red que los medicamentos recogidos producidos por las Farc desde los llanos de Colombia y los transportan a través de la frontera de los estados venezolanos de Apure y Táchira (Los gobernadores de estos estados, Luis Aguilarte y Blanco de la Cruz, tanto proteger estas operaciones). Los medicamentos fueron transportados a la ciudad de Valencia, donde fueron embarcados en el puerto de Puerto Cabello (todo esto ocurrió en el estado de Carabobo, cuyo gobernador, Luis Felipe Acosta, al mismo tiempo protegido de la operación).

Con el tiempo, la red de Makled, conocido como el "Cartel de Beirut", debido a sus raíces libanesas, se encontró con la competencia de los comandantes del ejército que llegó a estar implicado en el negocio, que pasaría a establecer los rivales "Cartel de los Soles", cuya figura central es general Cliver Alcalá.

Publicado en el estado de Zulia, que también comparte una frontera con Colombia en una zona montañosa, Cliver Alcalá logró llevar a cabo sus propias negociaciones con las FARC, la implementación exitosa de una puerta de entrada alternativa para las drogas para ser transportados a Venezuela. En su intento de boicotear a esta intrusión en su negocio, en 2005 Makled dio aviso a la Guardia Nacional de un transporte de drogas llevado a cabo por los "Soles del Cartel De Los", que conducen a la detención del teniente coronel Pedro Maggino. El primero se trató con benevolencia en un amañado proceso judicial por el juez Eladio Aponte. El juez luego denunciaría que lo hizo debido a las fuertes presiones que recibía de Hugo Chávez y otros funcionarios del régimen.

En realidad, Eladio Aponte trabajó para los dos carteles, pero cuando entró en colisión con su deber político respondía a las órdenes que venían directamente de Chávez. Durante años, el juez recoge alrededor de $ 70.000 (EE.UU.) al mes de Walid Makled, como lo ha declarado. A cambio, Makled recibió una tarjeta de identificación firmada por Aponte, que sirvió como salvoconducto para sus operaciones.

En 2007, cuando el general Cliver Alcalá se envió a Valencia, que trató de hacerse cargo de la infraestructura de Makled en el área y en el puerto de Puerto Cabello. Esto desató una guerra entre las dos bandas. Makled fue detenido cuando 400 kilos de cocaína fueron encontrados en su granja. Él atribuyó la presencia de las drogas en su granja a una instalación realizada por el General Alcalá.

Makled huyó a Colombia, desde donde fue extraditado en 2011. Su juicio ha comenzado, y es una de las razones principales por las que Eladio Aponte huyeron a los Estados Unidos, para evitar una liquidación de cuentas que ya se ha cobrado varias vidas.

Después de cerco cada vez mayor del gobierno colombiano de las FARC y sus operaciones, la mayoría de su tráfico de drogas fluye a través de territorio venezolano.

La mitad de la droga que llega a Europa procede de Venezuela. La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) estima que la mitad de los cargamentos de droga que llegan a Europa proceden de Venezuela, que también exporta a Estados Unidos a través de México (haciendo una primera parada en Haití y la República Dominicana y luego a través de Guatemala y Honduras, donde los centros de recepción en México se encuentran). Los cambios políticos en algunos de estos países han llevado a establecer una ruta alternativa a través de Cuba.



Fuente: http://interamericansecuritywatch.com

0 comentarios:

Publicar un comentario