sábado, 8 de septiembre de 2012

#CENSURA DE LA INTERNET EN #CUBA


El gobierno cubano ha llegado a denominar a Internet como “la gran enfermedad del siglo XXI”19 De hecho, mientras que permisos especiales están disponibles para una élitede cubanos “confiables” seleccionados, el acceso a la Red de redes permanece notablemente restringido para la inmensa mayoría de la población.19
Se ha venido requiriendo un permiso especial para poder utilizar Internet en Cuba. El acceso a la red, a pesar de ser mucho más bajo que en la mayoría de los países, es permanentemente controlado y el contenido de los mensajes de correo electrónico es monitoreado.19 20
Existen dos tipos de conexiones a la Red en los pocos cibercafés cubanos: una que es “nacional” y que sólo permite utilizar un servicio de e-mail operado por el propio gobierno, y otra “internacional”, que sí permite acceso a sitios web y servicios extranjeros.20
La gran mayoría de la población está restringida solamente a la primera, la cual, por otro lado cuesta 1,5 dólar estadounidense por hora (lo que equivale a aproximadamente un décimo del salario de un cubano promedio según tipos de cambio). Todos estos factores mantienen a la población al margen de la utilización potencial de ese servicio. Menos factible aún es el acceso “pleno”, el cual -al costar unos 5 USD/h-, equivale a 1/3 del sueldo mensual promedio.20
Además, para poder utilizar una computadora, los cubanos deben informar de su nombre y su dirección, además de estar sometidos a un control en el tipo de páginas que visitan.20 Por otra parte, los turistas y visitantes extranjeros que permiten que cubanos utilicen sus propias computadoras portátiles suelen ser acosados al respecto, para que dejen de hacerlo.20
Esta prohibido comprar cualquier tipo de equipo informático sin el expreso permiso de las autoridades. Aunque es difícil, es posible ensamblar una computadora a partir de partes compradas en el mercado negro, pero los precios son prohibitivos. El Estado es el dueño de casi todas las computadoras de la isla. Como resultado, Cuba tiene uno de los menores índices de propiedad de computadoras – de sólo 3,3 cada 100 habitantes, la misma tasa que Togo21
Por su parte, el embajador cubano Miguel Ramírez ha descripto a la ONG de derechos humanos Amnistía Internacional (Amnesty International) como sesgada y ha argumentado que Cuba tiene el derecho a “regular el acceso a Internet y evitar a los hackers, el robo de contraseñas, y los sitios pornográficos, de cultos satánicosterroristasy otros sitios negativos”.22
Por otro lado, las autoridades cubanas han venido alegando que el embargo comercial estadounidense (al que denominan con el técnicamente incorrecto término militar de “bloqueo”) les impide a los cubanos tener acceso a Internet por medio de cables submarinos [de fibra óptica, uno de los cuales dicen que pasa a sólo unos 30 km de La Habana. Por lo tanto, eso los fuerza a conectarse a la red vía satélite, lo que es más caro y hace que el servicio sea notablemente más lento.
Por otro lado, las autoridades estatales afirman que ellas priorizan el acceso “colectivo” a Internet, en lugares de trabajo, escuelas y centros de investigación, donde varias personas comparten una computadora.23
Por otro lado, las autoridades cubanas han informado que aproximadamente 1.400.000 habitantes (un 12% de la población total) tiene [algún tipo de] acceso a Internet), y que existían 630.000 computadoras [personales] en la isla en 2008, implicando in incremento de 23% respecto de la cifra de 2007.24
El periodista independiente cubano Guillermo Fariñas realizó una huelga de hambre durante siete meses para protestar contra la censura contra Internet en Cuba. La finalizó en el otoño de 2006, con algunos severos problemas de salud, pero estando aún consciente.25 Fariñas luego agregó que “estaba listo para morir en su lucha contra la censura”.25
En mayo de 2009, los blogueros independientes cubanos informaron de la denegación de acceso de cubanos a los cibercafés localizados en los hoteles, que son los más numerosos en Cuba. Eso desató una campaña en la red por el libre acceso de los cubanos a Internet en esos locales.26 A continuación surgieron informaciones que aseguraban que no existía tal prohibición. En respuesta, la bloguera Yoani Sánchez presentó un video donde intervenían ella y su marido, en el que se puede ver cómo, el 9 de mayo de 2009, les denegaban el acceso a Internet en el Hotel Meliá Cohiba, indicándoles que había una resolución que sólo permitía dicho acceso a extranjeros, información que fue confirmada por otros medios.27
Pocos días después volvió a ser posible el acceso de todos los cubanos a la red en los cibercafés de los hoteles,28 mientras que en todos los hoteles consultados aseguraban desconocer la existencia de ninguna regulación que prohibiese el acceso de cubanos a internet. Yoani expresó su sospecha de que las autoridades se retractaron gracias a las denuncias públicas.29 En septiembre de 2009, las autoridades cubanas aprobaron legalmente el uso de Internet, que hasta entonces se encontraba restringido, para todos los ciudadanos.28 No obstante, Reporteros sin Fronteras constató, a principios de 2010, la existencia de agentes de seguridad a la puerta de los hoteles, controlando la identidad de quienes entraban y las páginas que visitaban.30
En el informe publicado en 2010 por Reporteros sin Fronteras sobre la libertad de prensa en internet, se señaló a Cuba, BirmaniaCorea del Norte y Turkmenistán como los países más restrictivos del mundo en la libertad de acceso a la red.31

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada