jueves, 14 de junio de 2012

El miedo en aumento


El miedo en aumento

Por: Martha Beatriz Roque Cabello

Se puede considerar una situación de miedo de la policía política el operativo que realiza miércoles tras miércoles en la sede de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios, para impedir la realización del taller de superación educacional que aquí se brinda.

Ningún cuerpo armado que se respete, invierte tanta técnica, medios de transporte, personal, etc. en semejante maniobra, que dura unas ocho horas todas las semanas, con el resultado de varios comunicadores comunitarios detenidos cada vez y con el objetivo de que estos disidentes no reciban clases de idioma español, gramática y ortografía.

En ocasiones son trasladados hacia sus casas; en otras dejados lejos de la ciudad, sin dinero y sin transporte; la mayoría de las veces conducidos hacia unidades de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y después de varias horas puestos en libertad. A algunos de ellos los tienen que detener dos veces, pues cuando son liberados regresan a la sede, y si el operativo (entiéndase payasada) no ha terminado lo vuelven a arrestar.

Para esto utilizan 3 ó 4 autos patrullas de la PNR, en ocasiones también microbús y dirigiendo el operativo autos de oficiales de alta graduación de la Seguridad del Estado. En particular el que acosa a la Red es uno que dice ser teniente coronel de nombre Víctor Bordón, igual que el Comandante de la Sierra Maestra.

El miércoles 13 de junio, fueron detenidos, en los alrededores de la sede, en el barrio habanero de Santos Suárez, en el municipio 10 de Octubre, tratando de llegar al taller: Arnaldo Ramos Lauzurique (de los 75) en dos ocasiones, la primera lo trasladaron hacia su casa y la segunda lo condujeron a la Unidad de Infanta en el Cerro; Yasmani Nicles Abad desplazado hasta la 4ta Unidad de la PNR y de allí en auto patrulla hasta Melena del Sur, con el fin de resquebrajar su voluntad de asistir al taller los miércoles; Yadira Rodríguez Bombino, transportada hasta la 6ta. Unidad de la PNR; Leidy Coca Quesada, detenida dos veces, movida hasta su casa y cuando trató nuevamente de llegar, la llevaron a la unidad de la PNR del Wajay; Inés Antonia Quesada Lemus transferida en una patrulla hasta cerca de su casa; Ivis María Rodríguez González, Fermín Zamora Vázquez y Yainé Pintado Aldaya, llevados a la unidad de la PNR de Guanabacoa y Miladys Carnel González, la dejaron en la Unidad de Aguilera.
En este día la represión se tornó más complicada, ya que uno de los oficiales que se hace llamar Aquiles, cuando viré la espalda manifestó: “¿Qué se cree la vieja esta?”. Yo le contesté fuerte y me dijo que se refería a Arnaldo Ramos que estaba siendo conducido en esos momentos, lo que implica una falta de respeto mayor. También se torna en un peligro, el hecho de que el personal de confianza  que utilizan en estos operativos, “se crea cosas”, como fue el caso de uno de ellos que quería “destacarse” y le dijo a Arnaldo que entrara en la patrulla, lo que no le corresponde hacer pues no tiene autoridad (no es un agente del orden interior ni político), y estaban presentes oficiales de la Seguridad del Estado.
Este espectáculo semanal, que en el barrio se ha dado por llamar “La peña de los miércoles de Martha”, cuenta con la presencia de unos 40 efectivos, entre oficiales y personas que traen para apoyarlos, (la mayoría mujeres, de la raza negra) ya que no utilizan en estos momentos a los viejos de la zona. En esta ocasión se repite por cuarta semana, desde el 16 de mayo; pero en el mes de febrero realizaron el mismo pasatiempo seis semanas consecutivas.

Cada cual puede inferir de forma personal el motivo por el que se llevan a cabo estos operativos, los comunicadores comunitarios se sienten honrados por ello y piensan que el trabajo que se hace con la sociedad civil, molesta al régimen y es por ello que trata de impedir cualquier contacto colectivo que permita trasladar experiencias o llegar a formar con más rigor el trabajo que estas personas -en la mayoría jóvenes- realizan.

Los comunicadores comunitarios tienen la certeza que no cederán ante los esfuerzos de la policía política de destruir la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios y se entregarán por completo a la tarea de servir de voz a sus comunidades y en un futuro poderles transmitir la realidad de lo que sucede en el país.

La Habana, 13 de junio de 2012.

via Marta Beatriz Roque Cabello

0 comentarios:

Publicar un comentario