miércoles, 25 de julio de 2012

Muerte de Oswaldo Payá fue un 'atentado': exiliados cubanos


La familia de Payá puso en duda que se haya tratado de un accidente, su hija afirmó que otro vehículo sacó del camino al auto en que viajaba su padre

MIAMI, ESTADOS UNIDOS (23/JUL/2012).- El exilio cubano en Miami exigió el lunes  esclarecer "las circunstancias oscuras" del accidente de tránsito del domingo  en la isla en el que murió el opositor cubano Oswaldo Payá, pues aseguran que fue víctima de "un atentado" que debe ser investigado con ayuda internacional.

"Mientras intentamos saber más sobre las circunstancias de la muerte de  Payá, es sumamente importante que la comunidad internacional se una a aquellos  que están en Cuba para presionar al régimen a que revele la verdad  próximamente", reclamó el senador cubano-norteamericano por Florida, Marco  Rubio, en un comunicado.

Rubio también pidió "protección" para las personas que cuentan con  información sobre el accidente en el que murió el activista.

"Alzamos nuestras voces conjuntamente con nuestros hermanos en la isla y en  el exilio para denunciar este nuevo atentado de la dictadura de los hermanos  Castro que ha causado la muerte de dos patriotas cubanos", dijo la organización  Madres y Mujeres Anti-Represión (M.A.R. Por Cuba) en Miami.

La familia de Payá puso en duda que se haya tratado de un accidente. Su  hija, Rosa María Payá, afirmó al diario El Nuevo Herald de Miami que otro vehículo sacó del camino al auto en que viajaba su padre.

La mayoría de los activistas opuestos al régimen en la isla comunista acusó  a los hermanos Fidel y Raúl Castro de liderar un gobierno con un "largo  historial de asesinatos que ha perpetrado mediante diversos métodos para  eliminar a sus adversarios -incluyendo supuestos accidentes automovilísticos-",  apuntó M.A.R. por Cuba.

Payá, de 60 años y líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), viajaba  junto con otro ciudadano cubano, Harold Cepero Escalante, que también murió,  mientras que un español y un sueco que iban en el vehículo resultaron heridos luego de estrellarse contra un árbol cerca de la ciudad de Bayamo (744 km al  este de La Habana), según las autoridades.

"Lamentablemente, es una muerte que ha ocurrido en circunstancias muy  oscuras, se trata de un accidente provocado por una persecución y lo ocurrido  es una responsabilidad del gobierno cubano", dijo a la AFP Omar López  Montenegro, director del departamento de Derechos Humanos de la influyente  Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), con sede en Miami.

Según la versión que maneja la FNCA y de la que se hace eco el liderazgo cubano en Miami -capital del exilio de la isla en Estados Unidos-, "Payá hizo  una llamada durante la persecución reportando que lo perseguían y que temía por su vida", dijo López Montenegro.

"Los carros (siniestrados) fueron retirados inmediatamente después del  accidente, ni siquiera hay ningún reporte claro de los dos extranjeros que  estaban con él", indicó el activista.

Mientras el presidente estadounidense, Barack Obama, lamentó la muerte de  Payá, que destacó su incansable "lucha no violenta por la libertad y las  reformas democráticas", su rival republicano Mitt Romney consideró dudosas las  circunstancias de su muerte.

La representante cubano estadounidense Ileana Ros Lehtinen indicó que "los  hechos no pueden ignorar que Payá ha sido acosado por las autoridades de  seguridad del estado cubano durante décadas" y consideró su desaparición como  un duro golpe a la disidencia, que ya sufrió las muertes de Orlando Zapata  Tamayo, Juan Wilfredo Soto, Laura Pollán, y Wilman Villar Mendoza.

"Nosotros vamos a denunciar este caso ante organismos internacionales  porque la muerte de Payá confirma el patrón de violencia y hostigamiento contra  la oposición pacífica en Cuba por parte de las autoridades", dijo la FNCA.

Payá, Premio Sajarov de derechos humanos del Parlamento Europeo en 2002,  había denunciado hace unos 20 días que un camión chocó su auto en el área  habanera de Boyeros, dijo el activista a la AFP, coincidiendo con las  declaraciones de Osmel Rodríguez, otro cercano colaborador de Payá en Miami.

"Nuestras informaciones de Cuba nos dicen que se trató de un atentado y que  incluso hubo testigos", dijo a la AFP Janisset Rivero, secretaria ejecutiva del  Directorio Democrático Cubano (DDC).

El DDC también "pide que se abra una investigación internacional sobre los  hechos ocurridos porque esta no es la primera vez que los opositores son  embestidos por automóviles de las fuerzas de seguridad del régimen", dijo  Rivero.

La organización Cuban Americans For Engagement (CAFE), que se presenta como  un movimiento partidario del diálogo, la reconciliación, el intercambio y la  diplomacia entre los cubanos y entre Cuba y Estados Unidos, también reclamó una  "investigación esclarecedora", dadas las afirmaciones de los familiares de Payá  sobre las circunstancias de su fallecimiento.

http://www.informador.com.mx/internacional/2012/391948/6/muerte-de-oswaldo-paya-fue-un-atentado-exiliados-cubanos.htm


0 comentarios:

Publicar un comentario