viernes, 20 de julio de 2012

Rebeldes ya contolan las fronteras de #siria



Rebeldes tomaron control el jueves de secciones de las fronteras de Siria y atacaron el principal cuartel de policía en la capital del país, Damasco, en un avance que parece no tener freno tras el asesinato de varios colaboradores cercanos del presidente Bashar al-Assad.
La batalla por el control de diversas zonas de la capital se mantuvo en las primeras horas del viernes y se veían cuerpos apilados en las calles. En algunos vecindarios, residentes dijeron que había signos de que la presencia de las fuerzas del Gobierno estaba decreciendo.
Funcionarios en Irak confirmaron que rebeldes tomaron el control del sector sirio del puesto de control de Abu Kamal en la carretera del río Eufrates, una de las principales rutas de comercio a través de Oriente Medio.
Los rebeldes también dijeron haber tomado el control de al menos dos cruces fronterizos a Turquía, en lo que parecía una campaña coordinada para reinar en las fronteras de Siria.
En Damasco, un testigo dijo que los cuarteles de la Policía de la provincia de Damasco estaban negros, con humo y abandonados tras ser incendiados en un ataque rebelde.
"Tres autos de patrulla llegaron al lugar y fueron alcanzados por bombas al costado del camino", dijo por teléfono el activista Abu Rateb. "Vi tres cuerpos en un auto. Otros dicen que decenas de hombres de seguridad y de shabbiha (la milicia pro-Assad) estaban muertos o heridos (en la calle) antes de que las ambulancias se los llevaran", agregó.
Los próximos días serán críticos para determinar si el Gobierno de Assad puede recuperarse del devastador golpe del ataque del miércoles, que barrió con buena parte de la estructura de mando del líder y destruyó el aura de invencibilidad de su círculo.
Las fuerzas del Gobierno lanzaron ataques de artillería y disparaban desde helicópteros contra la capital, donde residentes dijeron que habían edificios en llamas y cuerpos en las calles.
El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos dijo que más de 250 personas murieron en el país el jueves, el mayor número en un día desde que comenzó la revuelta el año pasado.
El grupo dijo que 155 civiles y 93 miembros de las fuerzas de seguridad perdieron la vida en todo el país, y añadió que aún reunía información sobre los rebeldes muertos por lo que la cifra sería mayor.
Los esfuerzos por encontrar una solución diplomática al conflicto colapsaron cuando Rusia y China vetaron una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que amenazaba a las autoridades sirias con imponer sanciones si no detenían el uso de armas pesadas y retiraban sus tropas de las ciudades.
Washington dijo que el Consejo "fracasó por completo".
Es la tercera vez que China y Rusia, un aliado clave del Gobierno sirio, usan su poder de veto para bloquear resoluciones del Consejo de la ONU que buscan ejercer presión sobre Assad y detener el conflicto de 16 meses que ha dejado miles de muertos.
La resolución vetada, que hubiera extendido una misión de observadores de la ONU en Siria por 45 días, tuvo 11 votos a favor, mientras que Sudáfrica y Pakistán se abstuvieron de votar.
La embajadora estadounidense ante la ONU, Susan Rice, calificó la decisión de Rusia y China de "peligrosa y deplorable" y dijo que el Consejo de Seguridad "fracasó por completo". Añadió que Washington buscará fuera del organismo por vías "para presionar al régimen de Assad y asistir a aquellos que lo necesiten".
Gran Bretaña propuso una nueva resolución de cuatro párrafos que extendería la misión de observadores en Siria por otros 30 días, dijeron diplomáticos.
La suerte de la misión no es clara ya que su mandato expira en dos días. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo que estaba decepcionado.
"Esperaba que el Consejo de Seguridad y la comunidad internacional se unieran para lograr un mensaje fuerte para salvar vidas humanas", dijo Ban a periodistas al llegar a Eslovenia para una visita.
En Damasco, residentes dijeron que la ciudad parecía estar paralizada tras la muerte el miércoles en un atentado suicida del cuñado de Assad, del ministro de Defensa y un general de alto rango. El jefe de inteligencia y el ministro del Interior resultaron heridos en el ataque ocurrido durante una reunión dentro de un cuartel de las fuerzas de seguridad.
Assad, que no ha hecho comentarios ni ha aparecido en público desde el ataque, fue mostrado por la televisión siria el jueves durante el juramento de su nuevo ministro de Defensa.
"Todos están viendo ahora cuán bien puede mantener Assad la estructura de comando. Las muertes de ayer (miércoles) fueron un gran golpe, pero no fatal", dijo un diplomático occidental que observa a Siria.
CALLES VACIAS, RESIDENTES HUYEN
La televisión siria emitió una advertencia al decir a los residentes que hombres armados disfrazados en uniformes de la Guardia Republicana se estaban desplegando sobre los distritos con mayor agitación de la capital y dijo que "ellos planean cometer crímenes y atacar a la gente".
"Hemos intervenido sus radio transmisores (...) Tememos una masacre", dijo el activista Samir al-Shami.
Residentes dijeron que los intensos enfrentamientos continuaron por quinto día en la capital. La familia Assad ha dominado durante 40 años el país árabe que tiene fronteras con Israel, el Líbano, Jordania e Irak.
Funcionarios occidentales temen que los crecientes disturbios en Siria, que muchos ya consideran una guerra civil, se propaguen a los países vecinos.
Residentes afirmaron que las carreteras para muchos distritos del sur de la capital, donde los enfrentamientos son feroces estaban cerradas o llenas de puestos de control.
Un diplomático de Occidente dijo que Suecia, Dinamarca y Austria habían retirado a sus enviados temporalmente de Damasco después del atentado del miércoles.
Personas que empezaron a huir de zonas violentas comenzaron a buscar refugios seguros e incluso algunos acudieron a la antigua mezquita Umayyad en la parte histórica de Damasco.
También se reportaron enfrentamientos en la frontera entre Israel y Siria, y el Gobierno en Tel Aviv dijo rápidamente que no aceptaría refugiados.
Los enfrentamientos continuaron también en otras partes del país. Los rebeldes dijeron que habían "liberado" el pueblo de Azaz, en la norteña provincia de Aleppo, en la frontera con Turquía. Activistas también divulgaron un video de la localidad de Talbiseh, en la provincia de Homs, mientras era atacada desde helicópteros.
(Reporte adicional de Oliver Holmes, Samia Nakhoul, Dominic Evans, Suleiman Al-Khalidh; Escrito por Peter Graff. Editado en español por Marion Giraldo y Patricia Avila)

0 comentarios:

Publicar un comentario